La metodología BIM, pilar de la nueva Ley de Calidad de la Arquitectura

El texto, aprobado recientemente por el Congreso de Ministros, tiene la finalidad de proteger, fomentar y difundir la calidad de la arquitectura como bien de interés general

La metodología BIM, pilar de la nueva Ley de Calidad de la Arquitectura

La relación entre el bienestar de nuestra sociedad y la calidad del diseño de la construcción, tanto de espacios públicos como privados, es claramente estrecha. En un mundo cambiante, que plantea desafíos como el envejecimiento de la población o el cambio medioambiental, es necesario garantizar que la calidad en la construcción de las infraestructuras en las que vivimos sea una realidad. Con ese objetivo, el Consejo de Ministros ha aprobado recientemente el proyecto de Ley de Calidad de la Arquitectura, un texto que pone de relieve el valor de la arquitectura como base de nuestro bienestar y que apuesta por la metodología BIM como pilar fundamental para proteger, fomentar y difundirla como bien de interés general.

BIM (Building Information Modeling) es una metodología de trabajo colaborativa para la gestión de proyectos de construcción, que centraliza toda la información de un proyecto en una maqueta digital desarrollada por todos sus agentes. Esta metodología, por la que cada día apuestan más profesionales de la arquitectura, ingeniería y construcción, facilita las tareas de redacción de proyectos, dirección de obra y dirección de la ejecución de la obra, entre otros aspectos, permitiendo a todos los agentes implicados seguir de cerca el proyecto, a lo largo de todo su ciclo de vida, garantizando así la máxima eficiencia, eficacia y calidad.

Este es, además, un requisito que cada día se exige más en los proyectos de edificación. Pero antes de incorporar BIM a una empresa pública o privada, es necesario “definir una serie de aspectos, como los roles y los equipos que se van a formar, las normas, los estándares BIM, las consideraciones legislativas y de seguridad, los softwares y los servidores que se van a utilizar, entre otras cuestiones”, algo para lo que es fundamental una buena formación previa, asegura Borja S. Ortega, director de proyectos de la empresa especializada Espacio BIM –espacioBIM.com-, impulsora de uno de los máster BIM mejor valorados entre el sector, el Máster BIM Manager Internacional (+VR).

Dada su relevancia, la nueva ley considera BIM como una “medida para preservar, fomentar y divulgar la calidad de la arquitectura”, así como una metodología útil para procurar ante todo la excelencia y sostenibilidad de las obras. El texto, además, insta a “facilitar, en coordinación con la Comisión Interministerial para la incorporación de la metodología BIM en la contratación pública, la digitalización del proceso constructivo, así como la incorporación progresiva de modelos de información integrada en el patrimonio público al objetivo de facilitar, optimizar y hacer más sostenible su explotación y mantenimiento”.

La futura ley también contempla la creación de un Consejo sobre la Calidad de la Arquitectura como órgano colegiado con carácter asesor y consultivo de la Administración General del Estado, que servirá como plataforma de intercambio de conocimiento, participación, consulta y asesoramiento.

Ahora, esta ley, que permitirá hacer realidad la consideración del interés general de la arquitectura, está a la espera de su tramitación parlamentaria en el Senado. Con ella, como el propio texto indica, se reconocerá “la dimensión cultural, la prestación intelectual, artística y profesional de una disciplina que incide transversalmente en múltiples aspectos de la sostenibilidad”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Lo más leído