Greenpeace bloquea el acceso al Consejo de la UE para impedir el reparto de la pesca

(PD).- Varias decenas de la organización ecologista Greenpeace bloquearon hoy todos los accesos a la sede del Consejo de la UE, donde este lunes debe empezar el Consejo de Agricultura y Pesca en el que los ministros europeos repartirán las posibilidades de pesca para el año que viene.

Reclaman el cierre del edificio hasta que se recuperen las reservas pesqueras comunitarias, esquilmadas por el reparto que hacen todos los años los Estados miembros.

«Cerrado hasta que se recuperen los caladeros» es el lema que se puede leer en las pancartas que sostienen activistas apostados en los tres accesos del Consejo de la UE, que fueron clausurados esta mañana. Alrededor de las 8.30 horas, los miembros de Greenpeace llegaron en un camión del que empezaron a descargar vallas metálicas, redes de pesca y bloques de hormigón. Con estos últimos edificaron un muro que impedía la entrada por la puerta principal.

Los activistas se encadenaron a las vallas que ellos mismos colocaron, por ejemplo, en la entrada de coches, por la que deberían acceder los ministros europeos de Agricultura y Pesca que a partir de mañana negociarán el reparto de totales admitidos de captura (TAC) y cuotas nacionales.

Este lunes, el Consejo -donde España estará representada por la ministra de Agricultura y Pesca, Elena Espinosa_ debe empezar con la negociación que dé lugar a finales de semana a la reforma del sector del vino en la UE.

Tras un primer intento leve, el personal de seguridad del Consejo no pudo evitar la protesta y alrededor de una hora después de que comenzara la acción, la policía federal belga empezó a detener a los activistas. Mientas, cientos de funcionarios y personal del Consejo y periodistas permanecían en el exterior del edificio, ante la imposibilidad de acceder a él.

Lo mismo le ocurrió al secretario general de Agricultura, Josep Puxeu, que esta mañana pretendía entrar en el Consejo para recoger el primer texto de compromiso que se esperaba presentase la Presidencia portuguesa de la UE dentro de las negociaciones para reformar el sector del vino.

«Estamos pescando demasiado»

Greenpeace trata de impedir el reparto de las posibilidades de pesca entre los Estados miembros que, según denunció en un documento, es el motivo por el que las reservas pesqueras comunitarias estén «en un serio y duradero decline», a pesar de que «una vez fueron catalogadas como las áreas más productivas del mundo».

La organización ecologista afirma que «simplemente, estamos pescando demasiado» y denuncia que con el reparto de TAC y cuotas «los ministros ignoran las recomendaciones científicas sobre niveles de captura sostenibles e incluso las propuestas más conservadoras de la Comisión Europea», sobre la que posteriormente los gobiernos europeos negocian para mejorar sus propias cuotas nacionales de pesca.

«Greenpeace cree que la incompetencia del Consejo de Pesca en las últimas décadas ha tenido como resultado un severo mal manejo de los mares europeos», añade y pide la presencia en el Consejo de los ministros de Medio Ambiente así como la creación de una «red de reservas marinas y áreas protegidas fuera de los límites de toda extracción y usos destructivos, incluida la pesca».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído