El tigre de Tasmania revive

(PD).- El último ejemplar del tigre de Tasmania murió el 7 de septiembre de 1936 por una negligencia de sus cuidadores que lo dejaron a la intemperie en una época de cambios meteorológicos extremos. En un laboratorio de Australia se encuentra un ratón con los mismos cartílagos del tigre de Tasmania.

El animal ha sido ‘creado’ por un grupo de científicos de la Universidad de Melbourne y se puede considerar como el primer ser vivo que lleva genes de una especie que se extinguió hace 70 años.

Pero varias muestras, entre los que se encuentran varios fetos de 1866 tras el sacrificio de una hembra, se conservaron en alcohol por lo que se ha podido sacar el ADN y se han introducido en los embriones del ratón. De esta manera, los científicos australianos han podido recuperar el material genético que controla la creación de cartílagos.

Posteriormente, se inyectaron estos genes en el núcleo de las células de embriones de un ratón de nueve días.

El resultado es un híbrido, con los genes de un ratón y uno del tigre de Tasmania, así lo revela la revista Plos. Uno de los científicos que han participado en el proyecto asegura que es l primer paso ya que asegura que si en vez de resucitar un sólo gen se hace con varios, sería posible acercarse a las especies desaparecidas como mamuts, dinosaurios o incluso el hombre de neandertal.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído