¿Es el biodiésel culpable de la crisis alimentaria mundial?

¿Es el biodiésel culpable de la crisis alimentaria mundial?

La escalada mundial en el valor de los productos básicos amenaza con hacer 100 millones de pobres y conflictos en 40 países. Éstas son las causas, las secuelas y las probables resoluciones de uno de los superiores inconvenientes a los que se enfrenta el planeta a corto período.

1. ¿QUÉ ESTÁ PASANDO?

Un enorme incremento en el comercio en todo el mundo de los costos de los productos alimentarios más básicos:

  • El trigo, el arroz y el maíz son cerca del doble de caros que hace un año.
  • En algunos lugares además se han duplicado los costos de la leche y la carne.
  • En diciembre pasado se registró el alza de costos por mes más alta en 20 años.
  • En 2007 los cereales vivieron un alza del 41%; los aceites vegetales, del 60%; los derivados de la leche, del 83%.
  • Esta inclinación no se ha frenado, sino que se mantiene: entre marzo de 2008 y el mismo mes de 2007, el valor de venta del trigo (materia prima para el pan) se disparó un 130%.
  • Hasta 70 productos agrícolas diferentes han incrementado su precio en el mercado en todo el mundo en un 37% en el año anterior.
  • Se trata de una crisis de dimensiones globales.
  • Los datos son de la ONU, exactamente de la Organización de las ONU para la Agricultura y la Nutrición, la FAO (por sus siglas en inglés).

2. ¿CUÁLES SON LAS PRINCIPALES CAUSAS?

No hay una causa concreta, sino muchas. La conjunción de todas ellas es lo que dió lugar a la crisis. Las más indispensables son:

  • El alto precio del petróleo, que perjudica a todas las fases de la cadena, desde la producción de fertilizantes hasta el combustible de los tractores. Esta misma semana, el valor del barril de crudo de la OPEP llegó a una exclusiva marca histórica al venderse el jueves a 127,59 USD, 3,14 USD (un 2,4%) más que el previo día de cotización.
  • Una demanda de grano más grande que jamás, adecuada, primordialmente, a tres factores: 1. El desarrollo recurrente de la gente mundial, que alcanzará los 9.000 millones de pobladores en la época de siglo. 2. El incremento en el consumo de productos animales como carne y lácteos (los animales que nos ingerimos se alimentan de grano), tanto en el primer mundo como, fundamentalmente, entre las clases emergentes de países superpoblados como China (600 millones de pobladores bastante más de aquí a 2020) o Brasil. 3. La producción de etanol y biodiésel para transportes desde cereales. Se ocupan inmensas superficies de cultivo a producir este combustible en vez de comida.
  • La pérdida, en estos años anteriores, de cosechas enteras, fundamentalmente de arroz (principal fuente de nutrición de media población mundial), gracias a fenómenos meteorológicos adversos. La enorme demanda de este cereal sobrepasa la cantidad utilizable, lo que hace un incremento de costos.
  • Los países que tienen proporciones almacenadas de grano, frente el compromiso de quedar desabastecidos, han limitado su venta. Tampoco asistencia la política arancelaria de los integrantes de la UE y de otros territorios desarrollados.

3. ¿A QUIÉN BENEFICIA EL BIODIÉSEL?

En todo el planeta hay unos 800 millones de coches, que son los primeros causantes del efecto invernadero. Los críticos del uso del biodiésel como combustible alterno (sustituto de un petróleo cada vez más escaso) apuntan que, ya que la producción de grano en los países ricos no es bastante para agradar la demanda, se recurre a plantar enormes extensiones de monocultivos en Asia, Latinoamérica y África para producir combustible, con los gastos que ello supone, tanto en términos sociales como en proporción de comida. En Brasil, entre otras cosas, la producción de etanol desde el azúcar de caña ha conllevado deforestación.

Los defensores del biodiésel, por su lado, sostienen que hablamos de un paso primordial frente la crisis energética, y que piensa una transición en el avance tecnológico de fuentes de energía más limpias y menos problemáticas. En cualquier situación, la industria biotecnológica, conectada en varios casos con la petrolera, y que se requiere para la producción de este combustible, sería la primordial beneficiaria.

4. ¿QUÉ OTROS FACTORES INFLUYEN EN LA CRISIS?

  • Condiciones climatológicas adversas y catastrofes naturales, atribuidos en parte al cambio climático: las sequías de años en varios de los primordiales graneros de todo el mundo, como Australia o América Central, y en zonas con compromiso recurrente de hambruna (Sahel, Eritrea); el tsunami del Índico en 2004 (tres años de cosechas perdidas); las considerables crecidas de agua de 2007 en Asia y Suramérica; el progreso de la desertificación en China y el África Subsahariana; el ciclón del año en curso en Birmania…
  • Guerras: El conflicto de Darfur , entre otras cosas, hizo que se hunda la producción de maíz en la región. El encontronazo de cinco años de guerra en Irak además fué sustancial, tanto en el mercado energético como en el alimentario.
  • Otros, como la especulación que existe en el mercado de comestibles o la crisis económica que atraviesa EE UU. Varias organizaciones no gubernamentales han responsabilizado a las reglas del Banco Mundial por el desaliento de la producción agrícola en los países pobres. La crisis ha avivado el enfrentamiento sobre la globalización.

5. ¿HAY COMIDA PARA TODOS?

El inconveniente no es tanto la carencia de comestibles en el planeta, como la imposibilidad de entrar a ellos. Desde los 70s la producción de cereales se ha triplicado, en tanto que la gente mundial sólo se ha duplicado.

6. ¿HA OCURRIDO OTRAS VECES?

El planeta no vivía una crisis global de comestibles como ésta ya hace 30 años. El instante de hoy puede terminar con tres décadas de relativa seguridad en los costos de los comestibles básicos, que, salvo alguna distinción, no experimentaban ni enormes subidas ni enormes descensos, lo que hacía innecesaria la acumulación de reservas.

7. ¿CUÁNDO SALTÓ LA ALARMA?

Más allá de que los efectos se venían sintiendo ya ya hace meses, fue el ya transcurrido mes de abril cuando la ONU avisó de que el incremento del costos de los comestibles va a hacer 100 millones de pobres más y causará conflictos hasta en 37 países. ONU instó a la crisis el “tsunami silencioso”.

8. ¿HUBO ALGÚN AVISO ANTERIOR?

Sí. Un reporte de la ONU de febrero de 2005, al que solamente se realizó caso, señalaba precisamente que 47 países afrontaban una escasez de comestibles, 36 necesitaban asistencia instantánea y 11 poseían perspectivas perjudiciales. Muchas de las causas primordiales eran las mismas que ahora: crisis energética, sequías, guerras, calentamiento global.

9. ¿QUIÉNES SON LAS PRINCIPALES VÍCTIMAS?

Los pobres. Fundamentalmente, los que viven en las localidades, y, exactamente, los pobladores de las considerables urbes de los países menos desarrollados, debido a que son los que, con salarios muy bajos, se combaten a los costos más altos de los comestibles importados.

10. ¿QUIÉN SE ESTÁ BENEFICIANDO?

Antes que nada, las internacionales que copan los distintos eslabones de la cadena de producción, transformación y organización de los comestibles, y, generalmente, los enormes granjeros y las empresas de los países ricos (o emergentes en el mercado internacional) y enormes productores. Concretamente, los estadounidense, Brasil, Argentina, Canadá y Australia. Algunos granjeros pobres de estos países además se están beneficiado de los costos altos.

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído