Se inunda Des Moines, capital de Iowa, tras la ruptura de un dique

(PD).- La capital del Estado de Iowa, Des Moines, en Estados Unidos, ha quedado inundada después de que uno de los diques que contienen el agua de las crecidas se rompiese ayer. Se trata de la peor inundación en la región en los últimos 15 años. Mientras tanto, funcionarios de toda la mitad oeste de EE UU han reforzado el resto de los diques, ayudado a los evacuados y limpiado los destrozos.

Por el momento parece que las lluvias torrenciales y los fuertes vientos han dado una tregua a la zona, pero algunos estados esperan más lluvias en las próximas horas. «Por suerte, estamos teniendo un poco de clima seco, pero aún estamos aguantando», declaraba Alan Foster, portavoz de la oficina de situaciones de emergencia del Estado de Iowa. Este estado ha sido el epicentro de la inundación, que también ha afectasdo a Kansas, Missouri, Wisconsin, Minnesota, Michigan e Indiana.

En Cedar Rapids, la segunda ciudad del Estado de Iowa, las aguas del crecido Río Cedar han seguido subiendo hasta el punto de que más de 400 bloques de viviendas de la ciudad están bajo el agua y 24.000 personas han tenido que ser evacuadas. El alcalde de esta localidad, que ha recorrido las calles subido en una barca, ha dicho que el principal parque de bomberos también se encuentra sumergido.

El gobernador de Iowa, Chet Culver, ha declarado áreas de desastre a 83 de los 99 condados del Estado y ha enviado 2.500 soldados de la Guardia Nacional a las comunidades inundadas. En cuanto a los daños económicos, Culver estima las pérdias en miles de millones de dólares.

Para acabar de empeorar la situación, las previsiones meteorológicas no son optimistas: se esperan aún más lluvias en el centro del Estado lo que ejercería más presión sobre los diques y puentes de la región.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído