La demanda de agua en España supera nuestras posibilidades hídricas

(PD).- España ocupa la quinta posición a escala mundial en cuanto a «huella hídrica», variable que analiza el volumen de agua dulce usada globalmente para producir los bienes y servicios consumidos por cada ciudadano y que permite medir el impacto en las reservas mundiales de agua. Por ejemplo, para fabricar una camiseta de algodón, se necesitan 2.900 litros.

Nuestro país, además, forma parte del grupo de Estados del Mediterráneo (Grecia, Italia, Portugal y Chipre) que tiene cada vez un mayor estrés hídrico, una situación en la que el agua empieza a ser un bien escaso al ser más importante la demanda que la cantidad disponible.

Así se desprende del Informe Planeta Vivo 2008 de WWF/Adena, elaborado en colaboración con la Sociedad Zoológica de Londres y la Red de la Huella Global, y que ha sido presentado este martes simultáneamente en varias ciudades europeas.

El documento advierte de que el planeta se enfrenta a una recesión ecológica, ya que la «huella ecológica» -indicador que estima la cantidad de recursos naturales necesarios para sostener el nivel de consumo de una sociedad y asimilar sus desechos- excede la capacidad de regeneración de la Tierra en un 30 por ciento.

Concluye que más de las tres cuartas partes de la población mundial vive en países «deudores ecológicos», en los que su consumo nacional ha excedido su propia biocapacidad.

De esta forma, una gran mayoría de los ciudadanos están manteniendo estilos de vida y crecimiento económico utilizando el capital ecológico de otras partes del mundo. Los países con mayor huella ecológica son Estados Unidos y China, ya que cada uno de ellos utiliza cerca del 21% de la biocapacidad del planeta.

Déficit ecológico del 338%

España ocupa la posición número 12 a escala mundial y tiene un déficit ecológico del 338%, lo que significa que necesitaríamos casi 3,5 países más para mantener nuestras actuales demandas.

Cada persona gasta una media de 1,24 millones de litros de agua cada año (aproximadamente la mitad de una piscina olímpica), y el informe advierte de que unos 50 países están sufriendo actualmente «un estrés hídrico severo», una situación que aumentará a consecuencia del cambio climático.

Según el informe, «si nuestras demandas sobre el planeta continúan a este ritmo, a mediados de la década del 2030 necesitaremos el equivalente a dos planetas para mantener nuestros estilos de vida».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído