La nevada que llegó a Madrid sin avisar

(PD).- on nocturnidad y -visto lo visto- alevosía. Así ha maniobrado en las últimas horas la borrasca que azota España de norte a sur y que hoy ha bloqueado la Comunidad de Madrid y otras provincias del norte y centro del país.

Según la información facilitada por el portavoz de la Agencia Estatal de la Meteorología (Aemet) Ángel Ribera, entrevistado en la Cadena SER, la trayectoria de la borrasca ha sufrido un cambio durante la madrugada de unos 50 kilómetros que ha provocado elevar la alerta por riesgo importante de nieve en Madrid, Toledo y Guadalajara.

Unos minutos antes de las ocho esta mañana, la nieve ha empezado a caer con fuerza sobre la Comunidad de Madrid y ha cubierto de un extenso manto blanco la región. Hasta 390 kilómetros de carreteras sufren atascos por el bloqueo de la nieve y has cinco vías han tenido que ser cortadas.

El Real Automóvil Club de España (RACE) ha calificado de «inadmisible» que nadie haya previsto que fueran a producirse nevadas como la que caído hoy en Madrid, así como la falta de actuación de las administraciones competentes para activar con celeridad los planes de emergencia, provocando que miles de conductores se hayan quedado atrapados.

Protección Civil, sin embargo, ha explicado que hay absoluta coordinación con el Gobierno regional y el Ayuntamiento de la capital. Protección Civil alertó ayer y hasta el viernes a siete comunidades, entre las que no se encontraba Madrid. Ayer, la previsión de Meteorología era de nevadas débiles, por lo que el Gobierno regional decretó el estado de preemergencia.

Nieve hasta el sábado por la noche

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha considerado que «no es lógico que con una nevada de un centímetro se colapsen carreteras nacionales», en referencia a los cortes que han sufrido varias vías de acceso a la capital, ha afirmado que «esto no debería volver a ocurrir» y ha añadido que los responsables de estas vías tendrán que explicar qué ha ocurrido.

Aguirre ha hecho estas declaraciones en el municipio de Pozuelo de Alarcón donde, junto a su consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, participa en el gabinete de crisis que, con motivo de la nevada, ha establecido el Gobierno regional en el Centro de Emergencias de la Comunidad de Madrid 112.

Ha incidido en que «algún fallo ha tenido que haber» aunque ha matizado que la Comunidad «no está pidiendo explicaciones» ni está «culpando a nadie» sino que quiere solventar los problemas de los ciudadanos». La presidenta madrileña ha incidido en que el parte meteorológico «no nos ha llegado a tiempo y no ha habido información suficiente para declarar una alerta adecuada».

Un portavoz del Gobierno regional ha explicado a esta web que no han recibido el fax con el aviso hasta las 7,25 de esta mañana, momento en el que se ha elevado a nivel la alerta. A media mañana, se ha pasado a nivel 2, en el que el Gobierno regional asume la dirección del plan, aunque puede solicitar ayuda a la Administración Central.

Sobre este asunto, Granados ha recordado que la Comunidad de Madrid declara los niveles de alerta del Plan de Inclemencias Invernales en función de los partes de la Aemet y ha asegurado que «ha habido un cambio radical» entre el parte que se recibió a las 23.00 de ayer y el recibido a las 7.25 de hoy.

El consejero ha destacado además que estos dos partes meteorolóicos se recibieron «a toro pasado: el de las 7.25 decía que a las siete (de la mañana) había una nevada». «No se trata de culpar a nadie», ha dicho aunque ha incidido en que es necesaria una mayor colaboración y celeridad para que desde el Estado y la Comunidad se establezcan las medidas oportunas. A su juicio, se podría haber activado el nivel 2 del Plan de Inclemencias Invernales la pasada medianoche y así se hubiera la situación.

Según explica la Aemet, la borrasca tenía previsto viajar desde Cataluña por el valle del Ebro hasta Galicia para salir mañana de la Península con dirección al norte de África atravesando Andalucía. No obstante y durante la pasada madrugada, un giro de 50 km hacia el sur ha acercado con mayor intensidad a Madrid las precipitaciones de nieve. Este cambio de rumbo provocó durante la noche elevar la alerta amarilla (riesgo de nieve) a naranja (riesgo importante de nieve). La Aemete prevé que la situación de nieve se mantenga hasta mañana por la noche en el valle del Ebro, centro y zonas del Mediterráneo.

Botella: «Es invierno, y en invierno nieva»

La delegada de Medio Ambiente de Madrid, Ana Botella, ha afirmado a la cadena SER a las once de la mañana que la situación en el interior de la capital de Madrid estaba a niveles «aceptables» y ha destacado que se ha activado el plan de protocolo de nieve que ya estaba previsto, ya que las nevadas se esperaban hacía días. «Es invierno, y en invierno nieva». ha añadido.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído