Alerta en 15 provincias españolas por nieve, lluvia y viento

(PD).- La nieve, el viento y los fuertes oleajes vuelven a afectar con fuerza a la Península y Baleares después de que uno de los inviernos más duros de los últimos años hubiera dado paso a un tiempo más estable en las pasadas semanas. Un total de 15 provincias se encuentran en alerta naranja -riesgo importante- según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Las provincias gallegas de Pontevedra, La Coruña y Lugo están bajo aviso ante la previsión de olas de hasta siete metros de altura. También Asturias y Cantabria se encuentran en alerta naranja por viento costero y olas de cinco a seis metros. En Vizcaya y Guipúzcoa habrá mar de fondo de entre cuatro y cinco metros, idéntica situación a algunas provincias del sur como Granada y Almería.

Fuertes vientos en el centro

El fuerte viento también ha provocado que se active la alerta naranja en Madrid, donde se esperan rachas de hasta 100 kilómetros, y en Cuenca y Albacete, en las que alcanzará los 90 kilómetros por hora. Por nevadas, se encuentran en alerta naranja las provincias de Asturias, León, Cantabria, Vizcaya, Guipúzcoa, Álava y Navarra, en las que la cota de nieve puede bajar hasta los 500 metros.

En Huesca se espera acumular hasta 15 centímetros de nieve y la posibilidad de aludes, y, en el Pirineo leridano y el valle de Arán, hasta 15 centímetros de nieve y vientos de hasta 90 kilómetros por hora. En Salamanca, Avila, Segovia, Soria y Guadalajara, hasta 10 centímetros de nieve y rachas de 80 kilómetros; y La Rioja, Zaragoza, Teruel, Toledo y Ciudad Real, nevadas de hasta ocho centímetros y rachas de viento de 80 kilómetros por hora. En Jaén se esperan hasta seis centímetros de nieve, y hasta tres en Cáceres.

En alerta por rachas de viento de hasta 70 kilómetros por hora están Badajoz, Castellón, Valencia, Alicante, Murcia, Ibiza, Formentera, Huelva, Sevilla, Córdoba, Jaén, Cádiz, Ceuta y Málaga. En Melilla las rachas podrán alcanzar los 80 kilómetros por hora.

Las temperaturas nocturnas irán en ligero o moderado ascenso en el noroeste, y tan sólo se registrarán heladas débiles solamente en zonas de montaña. Las diurnas descenderán de forma ligera o moderada en el noroeste y ascenderán de forma ligera o moderada en el sureste y en Levante. En Baleares, se mantendrán sin cambios y en Canarias en ligero ascenso.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído