Doñana se secará como las Tablas de Daimiel si sigue el actual uso intensivo del agua

(PD).- La organización ecologista WWF ha alertado de que las marismas del Parque Nacional de Doñana corren el riesgo de desaparecer si se mantiene el uso ilegal del agua y la ocupación masiva del territorio con cultivos de regadío.

Ésta es una de las advertencias del informe Caudales ecológicos en la marisma del Parque Nacional de Doñana (Huelva) y su ámbito de influencia, que se presenta este miércoles con motivo del Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación y la Sequía.

La sobreexplotación de las aguas subterráneas es un importante factor de desertificación y la desecación de los humedales uno de los primeros síntomas de un proceso que, según WWF, ya ha eliminado al humedal del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel (Ciudad Real), que apenas cuenta con un 1% de superficie inundada.

De continuar la tendencia actual, ha denunciado WWF, las marismas de Doñana sufrirán «irremediablemente» un proceso de «daimielización» y «acabarán pronto» como ese parque manchego.

Agricultura intensiva

Entre las causas de este proceso de degradación, figuran el grave impacto de la agricultura intensiva como el cultivo de regadío del fresón, y la sobreexplotación de los recursos hídricos como el acuífero Almonte-Marismas.

La tala indiscriminada de bosques, el sobrepastoreo, los incendios y la ocupación del suelo por parte del negocio inmobiliario son otras causas que provocan la desertificación.

Con el propósito de mantener Doñana como un humedal de importancia internacional, el estudio de WWF cuantifica el agua que necesita y propone el caudal mínimo o ecológico que deben tener los ríos que alimentan este humedal para evitar que se seque.

En este sentido, el director de Conservación de WWF España, Enrique Segovia, ha señalado que los humedales de nuestro país están en grave peligro y es «el momento de revertir esta tendencia»; «Sólo se salvarán con unos planes de cuenca que garanticen un caudal ecológico», ha añadido.

El cambio climático está agravando la sequía en Doñana, según WWF, que advierte además que los años de marisma seca serán cada vez más frecuentes y que el proceso ya ha comenzado en los humedales, que en los últimos años se están quedando prácticamente sin agua.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído