Las meretrices de la capital danesa en pie de guerra por una campaña del Ayuntamiento

‘Sexo gratis’ para 15.000 delegados en la Cumbre de Copenhague

Alegan que su trabajo que es perfectamente legal

'Sexo gratis' para 15.000 delegados en la Cumbre de Copenhague
Prostituta.

"Debéis ser ecosostenibles, no busquéis sexo de pago"

La ciudad de Copenhague, donde se está celebrando la Conferencia sobre el Cambio Climático, más que de medioambiente, se habla de sexo. Y es que se está librando una auténtica batalla entre el ayuntamiento de la capital y las prostitutas.

El origen del problema vino a cuenta de una serie de postales que remitió la alcaldesa de Copenhague, Ritt Bjerregaard, a cada una de las habitaciones de los 160 hoteles donde se alojan los invitados a la Cumbre. En ellas, la edil insta a los huéspedes a no recurrir a la prostitución:

«Debéis ser ecosostenibles, no busquéis sexo de pago»

A los propietarios de los hoteles también se les envió  otra misiva:

«Os invitamos a no establecer contactos u organizar encuentros con prostitutas»

El objetivo de esta iniciativa era disuadir a los huéspedes de establecer relaciones sexuales con las meretrices danesas.

LAS PROSTITUTAS EN PIE DE GUERRA

Las asociaciones de meretrices han mostrado su malestar a la campaña de Bjerregaard, ya que su actividad no es ilegal, y han contraatacado con otra, que también tiene un mensaje claro:

«Sexo gratis para quien presente una acreditación de la Conferencia de Copenhague»

Con estas palabras, las prostitutas danesas proponen placer a bajo coste a los 15.000 delegados de la Cumbre de Copenhague en protesta por la operación antiprostitución del ayuntamiento de la capital.

Susanne Moeller, es responsable de la Asociación Defensora de las Trabajadoras del Sexo:

«Todos los delegados que vengan a Copenhague para la cumbre del clima podrán utilizar las postales como medio de pago tras haber hecho una solicitud en nuestro sitio de internet. Es válido durante toda la cumbre»

«No contamos con que vengan muchos delegados, pero queremos sobre todo protestar contra lo que consideramos una discriminación»

El movimiento de protesta ha sido organizado por el SIO (Sex Workers Interest Group) quien alega que la campaña del ayuntamiento es «pura discriminación» y que la alcaldesa «abuse de su poder para impedirnos hacer nuestro trabajo que es perfectamente legal».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído