Hay que reciclar tóxicos como níquel, plomo y mercurio

No tire pilas a la basura, una sola contamina el agua que consumen 4 personas en toda su vida

Pueden provocar lesiones en los pulmones y en el sistema nervioso

El mercurio produce lesiones en los pulmones, riñones y cerebro

Las pilas, al ser desechadas, se oxidan con el paso del tiempo por la descomposición de sus elementos provocando la liberación de componentes tóxicos al ambiente, al agua y la tierra.

Están constituidas por productos contaminantes como mercurio, plomo, cadmio y níquel… Compuestos que pueden llegar a contaminar 600.000 litros de agua, más o menos la cantidad de agua que consumen cuatro personas a lo largo de toda su vida, y que terminan en vertederos comunes.

La cantidad es terriblemente alta: teniendo en cuenta que una persona bebe a lo largo del día una media de dos litros de agua, la cantidad que contamina una sola pila equivale a los litros que beben los 295.000 habitantes de Vigo durante un día.

En la vía pública, marquesinas de autobuses y establecimientos que colaboran con el Ayuntamiento de Madrid, existen contenedores de pilas y baterías a disposición de cualquier ciudadano para colaborar con el medio ambiente y, entre todos, evitar daños irreparables.

EFECTOS NEGATIVOS EN LA SALUD HUMANA

Los componentes de las pilas también tienen consecuencias fatídicas para la salud:

  1. El mercurio produce lesiones en los pulmones, riñones y cerebro.
  2. El cadmio produce lesiones en pulmones y riñones.
  3. Los compuestos del níquel son sustancias cancerígenas.
  4. El litio causa intoxicaciones agudas y daña el sistema nervioso.
  5. El plomo afecta al cerebro, los riñones y la médula espinal.

Si quiere saber más acerca de la producción, distribución y reciclaje de pilas, entre otros, visite Ecopilas.com (Fundación para la Gestión Medioambiental de Pilas).

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído