La Policía levanta el «campamento» de Greenpeace instalado en Medio Ambiente

La Policía levanta el "campamento" de Greenpeace instalado en Medio Ambiente
. Agencia EFE

La Policía Nacional ha levantado el «campamento de resistencia» instalado esta mañana por Greenpeace ante las puertas del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino para exigir la prohibición del cultivo de maíz transgénico en el país y ha desalojado a los activistas allí congregados.

Según ha señalado a Efe el responsable de la campaña de transgénicos de la organización ecologista, Juan Felipe Carrasco, el desalojo se ha producido en torno a las diez de esta mañana, dos horas y media después de que alrededor de cincuenta activistas iniciasen su acción de protesta.

La Policía ha retirado, mediante una grúa, el camión que los ecologistas habían colocado ante la puerta principal del ministerio para bloquear el acceso al edificio.

Durante la acción, varios ecologistas se colgaron con cuerdas de escalada de las rejas de algunas de las puertas del ministerio que dirige Elena Espinosa.

Junto a la media decena de tiendas de campaña, los activistas de Greenpeace desplegaron pancartas con la inscripción «Cultivos transgénicos: prohibición ya».

Carrasco ha señalado que España es el único país de la Unión Europea que está tolerando el cultivo del maíz transgénico «a gran escala».

Los ecologistas reclamaban también la prohibición de la patata transgénica, recientemente aprobada por la Comisión Europea.

Con el desalojo de los activistas, Greenpeace da por finalizada la acción, aunque seguirán «presionando» al ministerio para que prohíba el cultivo de transgénicos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído