La industria nuclear pide que se construyan tres nuevas centrales antes de 2035

El Foro de la Industria Nuclear Española considera que la planificación energética a 2035 en España debe contemplar un mix eléctrico «competitivo y sostenible», que incluya la actual potencia nuclear que aportan los ocho reactores en funcionamiento e incorpore un programa de incremento de la aportación nuclear en 2.600-3.000 megavatios (MW) con la construcción de tres nuevos reactores.

La presidenta del Foro Nuclear, María Teresa Domínguez, compareció hoy en el Congreso, ante la subcomisión de análisis de la estrategia energética española para los próximos 25 años.

En su comparecencia sostuvo que «todos los escenarios y análisis desarrollados a 2035 concluyen que la energía nuclear es necesaria en España, siendo los escenarios con mayor contribución nuclear los que mejor cumplen los criterios de economía, seguridad de suministro y protección del medioambiente».

Asimismo, Domínguez defendió que el relanzamiento de los programas nucleares en España es coherente con las estrategias del resto del mundo y la contribución que se espera desde España en el marco de la UE.

A su juicio, la industria nuclear española está preparada para el programa nuclear planteado, que contribuiría al incremento de la contribución de la industria al PIB.

Domínguez explicó que el coste de la energía eléctrica de origen nuclear es «altamente competitivo», su impacto ambiental es «nulo», su explotación es segura, está supervisada por organismos reguladores nacionales e internacionales y existen soluciones técnicas seguras para el control y el almacenamiento de sus residuos.

Además, la operación a largo plazo de las centrales «disminuirá aún más los costes». Igualmente, con los nuevos diseños «la disponibilidad del combustible se extiende a decenas de miles de años». Según Domínguez, su funcionamiento en el sistema aporta además un alto grado de estabilidad.

En España, «las características de nuestro sistema energético, la alta dependencia exterior, el alejamiento del cumplimiento de nuestros compromisos medioambientales, la escasa eficiencia y competitividad, hacen necesario un marco estable a largo plazo, mediante el establecimiento de un modelo energético sostenible, para lo que es necesario que todos los agentes económicos, políticos y sociales alcancen un pacto de Estado en materia energética», concluyó.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído