Comienza a probarse un carguero adaptado para recoger crudo

NUEVA ORLEANS, 4 (Reuters/EP)

El carguero ‘A Whale’, adaptado para recoger crudo, comenzó a probarse este sábado en el golfo de México para comprobar su capacidad para limpiar el vertido de petróleo. La prueba, que durará dos días, será supervisada por la Guardia Costera estadounidense.

La empresa TMT Shipping Offshore, propietaria de la embarcación, la ha descrito como una ‘súper skimmer’ («gran filtradora»), informó Bob Grantham, portavoz de la compañía y puede recoger hasta 500.000 barriles de mezcla de petróleo y agua desde la superficie marina al día, según señalaron miembros de su tripulación.

Los esfuerzos de la petrolera británica BP por contener el vertido volvieron a la normalidad el sábado después de que se retirasen las advertencias por el paso de huracanes, y la empresa afirmó que sus sistemas de captura de petróleo recolectaron o quemaron 25.290 barriles de petróleo durante sus operaciones el viernes. Las tormentas atravesaron la zona del derrame frente a la costa de Luisiana sin provocar mayores daños.

Por otro lado, el diario ‘Financial Times’ informó de que los inversores de BP esperaban ver un cambio en el liderazgo de la empresa una vez que la filtración sea detenida, señalando especialmente al jefe ejecutivo, Tony Hayward, y al presidente, Carl-Henric Svanberg.

«Cuando esto se termine habrá una investigación completa, y esperaríamos algunas acciones para reemplazar a la más alta dirección», citó el periódico británico en su edición del sábado a un importante accionista británico. La capitalización de mercado de BP se ha reducido en unos 100.000 millones de dólares y sus acciones perdieron más de la mitad de su valor desde el inicio del derrame.

Los máximos ejecutivos de la firma han estado bajo una intensa presión desde que una explosión el 20 de abril en un pozo de exploración causara la muerte de 11 trabajadores y desatara el vertido de petróleo, que ahora amenaza la vida silvestre y las industrias de pesca y turismo en la región.

El Gobierno del presidente estadounidense, Barack Obama, también ha criticado la respuesta de la empresa a la crisis, que llega a su día número 75. Durante la próxima semana, el Departamento del Interior estadounidense, uno de los que lidera la respuesta de Washington al derrame, podría entregar una moratoria revisada a las perforaciones petroleras marítimas en aguas estadounidenses.

Un tribunal federal levantó la semana pasada una prohibición de perforación de seis meses impuesta por el Gobierno de Obama en respuesta al derrame. Se espera que la nueva moratoria sea más flexible y pueda ajustarse a las perforaciones en ciertos campos submarinos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído