Greenpeace pide que no se autoricen los dos nuevos pozos de petróleo porque «aumentaría el riegos de más vertidos»

La responsable de la campaña Transporte de Greenpeace, Sara Pizzinato, ha pedido al Gobierno que paralice los dos nuevos proyectos de perforaciones petrolíferas de Repsol frente a las costas de Tarragona porque «se puede ver incrementado el riesgo de vertidos».

La organización, en un comunicado recogido por Europa Press, ha advertido que ante el vertido de fuel causado por la refinería de Asesa en Tarragona se ha producido en la zona una «sobrecarga» de actividades relacionadas con el sector petroquímico. Por ello, ha solicitado al Gobierno que «paralice» los dos nuevos proyectos de perforaciones en aguas profundas frente a las costas de Tarragona.

Sobre este asunto, Greenpace ha indicado que «espera que la Administración informe debidamente de la evolución y los impactos del vertido». Del mismo modo, la organización ecologista ha pedido que «se lleven a cabo las labores de limpieza sin utilizar medios agresivos para el entorno como los dispersantes químicos, que podrían agravar el problema de contaminación».

«La industria nos está demostrando que sólo hay una forma de evitar los vertidos: ir más allá del petróleo», ha declarado la responsable de la campaña Transporte de Greenpeace.

«El Gobierno debe poner en marcha todas las medidas disponibles para proteger el Parque Natural del Delta de Ebro e impedir que se llegue a una situación de contaminación irreversible», ha concluido Pizzinato.

Además, la organización ecologista ha recordado que «la semana pasada el Parlamento Europeo aprobó una recomendación de no autorizar nuevos pozos de petróleo en aguas profundas europeas mientras la normativa comunitaria no esté actualizada para hacer frente a catástrofes como la del Deepwater Horizon, en el Golfo de México».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído