Cómo funciona una depuradora de arena

Cómo funciona una depuradora de arena
Agua piscina Pixabay

El buen tiempo ya está aquí y la limpieza y llenado de la piscina no puede esperar. Si el año pasado no te decidiste a comprar una depuradora de arena, en Intex puedes ver algunas de las mejores.

¿Qué es lo que hay que tener en cuenta antes de la compra? Para empezar habrá que tener en consideración aspectos tan importantes como la capacidad de nuestra piscina y, por tanto, adquirir el equipo que mejor se adapte a nuestro caso. Por ejemplo, para piscinas de hasta 60.000 litros, habrá que contar con una depuradora que tenga un depósito de capacidad de 55 kg de arena o 38 de glass.

Asimismo, también tendremos que conocer su potencia. Para un modelo como el descrito anteriormente, se estima que la potencia recomendada deba ser de 0.95 caballos. En este sentido, contar con válvulas que optimicen la gestión así como otras funciones y elementos (manómetro, colador, programador…) serán factores importantes a tener en cuenta en el momento de la compra. Ante cualquier duda, se puede consultar la ficha técnica que acompaña a cada equipo para verificar que el modelo elegido es el que mejor se adapta a lo que necesitamos.

Ya la hemos elegido, comprado, sellado la garantía y ya la tenemos en casa. Lo primero que hay que hacer es armarla. Para ello, habrá que seguir, paso a paso, las indicaciones dadas en las instrucciones de montaje. Si se han seguido bien, el funcionamiento es muy sencillo y no debiera generar ningún tipo de problema.

Antes de comenzar, hay que asegurarse de que todas las mangueras estén bien conectadas y fuertemente ajustadas, así como que el tanque cuente con una cantidad adecuada de arena para el filtrado. Asimismo, hay que comprobar que el equipo esté correctamente enchufado y protegido y, por último, estar atento a que la bomba nunca esté encendida cuando la válvula está en posición de cierre, de lo contrario, se pueden ocasionar explosiones.

Primero, hay que girar los reguladores en el sentido contrario de las agujas del reloj para que se abran las válvulas permitiendo que el agua fluya hacia la bomba con filtro de arena.

De este modo, la presión del agua permitirá que se libere el aire que queda dentro de las válvulas de liberación de aire y cuando éste se haya liberado, el agua fluirá y deberemos apretar con suavidad las válvulas en el sentido de las manecillas del reloj, abrir las dos válvulas de escape de aire y cerrarlas una vez que el agua empiece a salir.

Para el lavado, hay que verificar que la bomba está apagada y bajar la válvula de 6 vías para girarla a la posición de lavado. Tras ello, habrá que encender la bomba y continuar con el lavado hasta que se vea que el agua sale del desagüe es de color claro. Posteriormente, se procederá a la función de enjuague dejando funcionar la bomba, al menos, un minuto para equilibrar el nivel de arena antes de realizar el lavado. Finalmente, se deberá poner en funcionamiento el filtrado hasta que el agua de la piscina esté lo suficientemente clara sin superar las 12 horas por día.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído