Bruselas propone normas para que los molinos eólicos no dañen las zonas protegidas

La Comisión Europea ha presentado hoy una serie de directrices para reducir el impacto de los parques eólicos en las zonas protegidas de la Unión Europea delimitadas en la red Natura 2000, en donde la normativa comunitaria no excluye que se pueda implantar la energía eólica, pero sí establece que se evalúe «caso por caso».

En concreto, estas recomendaciones incluyen ejemplos de buenas prácticas y demuestran cómo los proyectos de energía eólica pueden evitar causar daños a las zonas naturales sensibles. Por ejemplo, destacan la planificación de la implantación de los parques eólicos de forma estratégica en zonas geográficas extensas reducir al mínimo su impacto.

El Ejecutivo comunitario no considera la energía eólica como una amenaza para la flora y fauna silvestres y cuenta con ella como «piedra angular» para progresar en el objetivo de que el 20% de la energía que la UE consuma en 2020 proceda de fuentes sostenibles.

Sin embargo, apunta que la situación o diseño inadecuados de los parques eólicos puede tener un impacto negativo en las especies y hábitats más vulnerables y por ello propone líneas con las que evitar el conflicto entre el desarrollo de la energía eólica y la conservación de la biodiversidad.

El comisario de Medio Ambiente, Janez Potocnik, ha explicado que las nuevas orientaciones ofrecerán a los gobiernos y a la industria «indicaciones claras» para que las actividades relacionadas con esta energía limpia estén «de conformidad» con los requisitos de Natura 2000.

«No se trata de cambiar la legislación ni la política, sino simplemente de dar orientaciones sobre la legislación vigente. Nuestro propósito es garantizar que se cumplan los objetivos relativos a la energía renovable y que se respete plenamente al mismo tiempo la legislación de la UE sobre la protección de las especies», ha insistido el comisario.

La producción de energía eólica ha aumentado rápidamente en el último decenio y representaba en 2009 en torno al 4,8 por ciento del consumo total de electricidad de la UE. Según las previsiones, este porcentaje se va a triplicar de aquí a 2020.

Natura 2000 es una red ecológica de casi 26 000 lugares en los 27 países de la UE, creada al amparo de la Directiva sobre hábitats de 1992, que abarca casi el 18 % del territorio de la UE.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído