RSC. Las quejas por el ruido de los aviones caen un 33% desde la implantación en enero de un sistema de información pública

Las quejas presentadas ante Aena por el ruido de los aviones en sus operaciones de aproximación y aterrizaje en el aeropuerto de Barajas han caído un 33 por ciento desde que el pasado enero se puso en funcionamiento el sistema Web Truck de información pública.

Este sistema ofrece información sobre la trayectoria y el ruido provocado a través de la página gestora del aeropuerto con un retardo de 30 minutos en el caso de las aproximaciones y aterrizajes y de 24 horas en el caso de ruido, según informó Paloma Librero, jefa de división de Medio Ambiente, en el Conama.

Este sistema solamente funciona en Madrid y Barcelona, pero está previsto que antes de que finalice el año la compañía saque a concurso público la propuesta que permita la implementación del sistema en otras ciudades. En concreto, esta prevista su implantación en los aeropuertos de Palma de Mallorca, Málaga y Alicante.

Durante la sesión también se explicaron las distintas iniciativas medioambientales y de eficiencia energética que está poniendo en marcha la compañía, como el proyecto de aeropuertos verdes, el uso de renovables o la implantación de los vehículos eléctricos.

En cuanto al uso de energías renovables, se están llevando a cabo distintos proyectos pilotos para el uso de la energía fotovoltaica y eólica. Ferrán Ballcels, jefe de división de Energías Renovables, destacó que actualmente solamente el 0,3 por ciento de la energía procede de fuentes renovables y esperan que para 2012 esa cifra se haya incrementado al 1,5 por ciento.

Respecto a la incorporación del vehículo eléctrico, se han llevado a cabo pruebas este verano en los aeropuertos de Madrid y Barcelona, y se ha constatado que este tipo de transporte puede reemplazar a los existentes en las labores de transporte de personal.

Por último, Aena también se encuentra entre los que están implantando los �aterrizajes verdes� que permiten una disminución del 25 por ciento en las emisiones de CO2 de media en cada operación, y una reducción del ruido de entre 4 y 6 decibelios en las poblaciones situadas bajo la trayectoria de aproximación de las aeronaves.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído