Los ecologistas piden cenas sin caviar ni langostinos

Las comidas y cenas de estas Navidades serán más respetuosas con el medio ambiente si excluyen de sus platos a los langostinos, al atún rojo, la anguila, el caviar de esturión o el rodaballo salvaje.

Así lo aconsejan WWF y Greenpeace, que han difundido una serie de recomendaciones para animar a los ciudadanos a «comprometerse con el mar» evitando estas fiestas el consumo de las especies más amenazadas.

Algunas de ellas son, según WWF, el atún rojo, las angulas, la anguila, el caviar de esturión o el rodaballo salvaje. Por el contrario, la organización recuerda que hay opciones «más sostenibles» en el mercado, como la sardina o el arenque, el pulpo de nasa, la nécora, el centollo o el percebe.

«En líneas generales», esta ONG apuesta por optar por especies que provienen de la pesca de bajura o pesquerías próximas, artes con un menor impacto en el medio y que hayan sido extraídas respetando las regulaciones como las tallas mínimas, límites de captura y las vedas.

Por su parte, Greenpeace pide evitar los productos elaborados y sobreenvasados, reducir el consumo de carne y pescado y apostar por menús ricos en verduras, legumbres y frutas.

En cuanto al pescado, insiste en la importancia de rechazar los inmaduros y los langostinos, ya que «su pesca salvaje afecta a otras muchas especies que son descartadas y el de acuicultura devasta los manglares».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído