Las bajas temperaturas registradas en Ascó (Tarragona) lastran el funcionamiento de la central nuclear

Las bajas temperaturas que se han registrado en puntos de Tarragona esta madrugada, y que en el caso de Ascó han llegado hasta los -8 grados centígrados, han lastrado el funcionamiento de la central nuclear hasta provocar un descenso en la potencia de operación.

El suceso, notificado al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), se ha producido cuando parte de las válvulas motorizadas del sistema de agua de servicios de salvaguardias tecnológicas se han visto afectadas por el intenso frío, lo que ha desembocado en una bajada de carga temporal del 5%, según la Asociación Nuclear Ascó-Vandellòs (Anav).

El incidente se ha solucionado tras instalarse unos calefactores, que han permitido volver al correcto funcionamiento de las válvulas y, con ello, la recuperación del 100% de la potencia por parte de la planta.

Se trata del segundo suceso notificado que vive Ascó en los últimos días, después de que el CSN clasificara este lunes como nivel 1 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES), es decir, como una ‘anomalía’, el suceso notificado el sábado por el titular de la central nuclear de Ascó (Tarragona).

Entonces, Ascó incumplió un requisito de vigilancia de las Especificaciones Técnicas de Funcionamiento (ETF), al realizar maniobras de colocación de la compuerta de separación entre la piscina de combustible gastado y la zona auxiliar de operaciones, al trasladar la compuerta por encima del combustible gastado.

Ninguno de los dos sucesos han tenido repercusión en los trabajadores, la población ni el medio ambiente, según han coincidido en reseñar la Anav y el CSN.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído