El Plan Pirineos de depuración supondrá una inversión de 350 millones de euros durante 20 años en Aragón

El consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Alfredo Boné, ha asistido a la presentación del Plan Integral de Depuración del Pirineo Aragonés, conocido como ‘Plan Pirineos’, que ha tenido lugar en el Palacio de Congresos de Huesca y que supondrá una inversión de 350 millones de euros durante 20 años.

Al acto han asistido empresas y representantes de las administraciones locales, comarcales y provinciales y de las cuatro empresas concesionarias de las cuatro zonas en las que está dividido el Plan Pirineos, quienes han explicado las actuaciones que van a ejecutarse por parte de cada una de ellas, así como la inversión necesaria y las cuestiones técnicas que permitirán poner en marcha este proyecto.

El Plan Pirineos está impulsada por el Departamento de Medio Ambiente y va a permitir que todos lo núcleos habitados del Pirineo aragonés depuren íntegramente sus aguas, ha informado el Gobierno autonómico en un comunicado. Para ello, van a acometerse 297 actuaciones en 292 núcleos de población de 62 municipios de las comarcas de La Jacetania, Alto Gállego, Sobrarbe y La Ribagorza, que beneficiarán a una población de 20.000 habitantes.

La inversión, aportada por el Ministerio de Medio Ambiente a través del presupuesto del Plan Nacional de Calidad de las Aguas, asciende a 128,8 millones de euros, a lo que hay que sumar la explotación de las plantas durante 20 años, alcanzando así los 350 millones de euros.

Actualmente, Aragón depura cerca del 80 por ciento de sus aguas residuales y cuando el Plan Pirineos esté en pleno funcionamiento se depurará más del 90 por ciento. Aragón, a través de estos proyectos, trabaja para cumplir con la Directiva Marco del Agua, que establece que en 2015 las masas de agua superficiales deben presentar un buen estado ecológico, han precisado las mismas fuentes.

VENTAJAS

El Plan Pirineos va a mejorar la calidad de las aguas de los ríos aragoneses, con lo que esto supone de preservación de la biodiversidad y de los hábitats de una de las zonas naturales más ricas y diversas de España.

Además, tendrá un «importante efecto económico y social en el territorio», tanto durante la etapa de construcción como, posteriormente, durante la explotación ya que, según las estimaciones realizadas, la inversión necesaria para la construcción de las 297 depuradoras tendrá una repercusión sobre el empleo de 7.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

Como ha señalado el consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, «hemos logrado que se entienda el Medio Ambiente como un elemento de desarrollo y crecimiento para el territorio». Ha agregado que invertir en el medio natural para conservarlo y mejorar sus condiciones «es garantía de futuro para los territorios que viven y tienen en él su fuente de vida».

CONCESION DE OBRA PUBLICA

El Departamento de Medio Ambiente ha aplicado un sistema de financiación de concesión de obra pública para financiar este proyecto, en el que participa también la iniciativa privada y que consiste en que las empresas concesionarias construyen las plantas y las explotan durante 20 años.

Se trata de un sistema de financiación que el Departamento de Medio Ambiente ya está aplicando a otras iniciativas como el Plan Especial de Depuración y Saneamiento o para las instalaciones de residuos. Ha sido reconocido por organismos internacionales como la OCDE o la prestigiosa revista Global Water Awards 2008.

Al respecto, Boné ha comentado que «gracias a la participación público-privada podemos poner en marcha el Plan Pirineos de forma más ágil y sin que suponga un mayor endeudamiento para la Administración». Además, «se genera actividad económica ya que el medio ambiente se está consolidando como un nuevo sector productivo».

OBRAS DE INTERES GENERAL

Estas van a ser las primeras obras declaradas de interés general del Estado que Aragón acomete y son fruto del convenio firmado entre el Departamento de Medio Ambiente y el Ministerio de Medio Ambiente para el desarrollo en Aragón del Plan Nacional de Calidad de las Aguas, han indicado las mismas fuentes.

Mediante este convenio, el Ministerio de Medio Ambiente encomienda la ejecución de las obras de depuración integral de los ríos del Pirineo aragonés a la Comunidad Autónoma de Aragón y aporta la financiación dentro del presupuesto del Plan Nacional de Calidad de las Aguas, que asciende a 128,8 millones de euros.

297 DEPURADORAS

Las cuatro zonas geográficas del Plan Pirineos se denominan P1, que engloba la cabecera del río Aragón; P2, que se corresponde con la cuenca del río Gállego; P3 con la zona de influencia de los ríos Cinca y Ara; y la zona P4, con los ríos Esera y Noguera Ribagorzana.

La zona P1 incluye 60 depuradoras, que beneficiarán a 61 núcleos, con una población de cerca 5.400 habitantes. Estas obras se adjudicaron a la Unión Temporal de Empresas (UTE) DEPURAR P1, S.A., formada por Acciona Agua S.A. y Comsa Medio Ambiente S.L. El importe de la adjudicación, incluida la construcción y la explotación, ascendió a 97,5 millones de euros.

La zona P2 fue adjudicada a la UTE Sociedad Aguas Residuales de los Pirineos S.A., formada por Elecnor S.A. y Tedagua S.A., por 98,2 millones de euros. Esta zona incluye 56 depuradoras en 58 núcleos de población. El número de habitantes beneficiados asciende a más de 4.600.

La zona P3, adjudicada por 86 millones de euros a la UTE Depuradoras Pirineo Zona P3 S.A., formada por ACSA S.A. y Vialex S.A., incluye 102 obras en 95 núcleos, con una población de cerca de 6.000 habitantes.

Por último, la zona P4 se adjudicó a la UTE Depuración 4 Pirineos S.A., integrada por Aguas de Valencia S.A. y OMS SACEDE S.A., por 68 millones de euros e incluye 79 depuradoras en 78 núcleos de población y beneficiará a cerca de 4.000 habitantes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído