Adiós al paraguas, salvo en el suroeste

Las nevadas que han puesto en alerta este viernes a media España tenderán a desaparecer a lo largo del fin de semana, en el que llegarán nuevas lluvias al suroeste y predominarán los cielos casi despejados en el centro y el norte del país.

Según explicó a Servimedia el jefe del área de Predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Ángel Alcázar, la cota de nieve tenderá a subir ya este viernes, que empezó con más de una veintena de provincias en alerta por nevadas.

La Aemet prevé que la cota en la península pase de los 500-700 metros en el cuadrante noroeste y de los 700-800 metros del resto de las regiones hasta los 1.000 metros.

Para el sábado no se esperan fenómenos significativos. Ese día habrá chubascos débiles o localmente moderados y alguna tormenta en Extremadura, Andalucía occidental y el área del Estrecho.

De forma más débil y dispersa afectarán también al resto de la mitad occidental peninsular, aunque no se esperan ni el Cantábrico ni el interior de la mitad oriental del país, donde los cielos estarán poco nubosos.

En el Mediterráneo y en Canarias podrán registrarse intervalos nubosos con precipitaciones débiles, aunque tenderán a remitir.

Según explicó Alcázar, «lo importante» del sábado será esa banda de precipitación que entrará por el suroeste, ya que sólo habrá posibilidades de nieve en el Sistema Central y en puntos de León y Zamora. En todo caso, señaló que se tratará de «cantidades poco importantes».

La cota de nieve estará ese día en torno a los 900-1.100 metros en la península.

En cuanto a las temperaturas, la Aemet anuncia un ligero a moderado ascenso en las diurnas para la mayor parte del país.

El domingo persistirán los chubascos en Andalucía occidental y el Estrecho. Podrán afectar también al resto del cuadrante suroeste, aunque de forma más débil y dispersa.

En el resto de la península y Baleares los cielos estarán poco nubosos o despejados, mientras que en Canarias sólo se esperan lluvias débiles en el norte de las islas.

La cota de nieve subirá ese día a los 1.300-1.600 metros en el suroeste, y las temperaturas se mantendrán prácticamente sin cambios.

EL LUNES, MÁS AGUA

Según anunció Alcázar, la semana empezará con más precipitaciones en el tercio suroeste. El lunes, la posibilidad de chubascos débiles y dispersos se extenderá a casi todo el resto del interior peninsular.

En el extremo norte y noreste peninsulares se esperan ese día cielos poco nubosos, aunque en Cataluña y el levante la nubosidad irá en aumento, y podrán registrarse lluvias débiles al final del día.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído