Los colegios electorales de Castellón, Ceuta, Huesca y Mérida contarán con mesas administradas electrónicamente

Los colegios electorales de las ciudades de Castellón, Ceuta, Huesca y Mérida contarán con el sistema de mesas administradas electrónicamente (MAE) para las elecciones municipales y autonómicas del 22 de mayo, que fue puesto en práctica por primera vez con resultados «excelentes» en las pasadas elecciones al Parlamento Europeo en 2009 en las ciudades de Lleida, Pontevedra y Salamanca.

Según un comunicado del Ministerio del Interior, un total de 452 mesas electorales, 4.068 miembros de mesa (1.356 titulares y 2.712 suplentes) y 133 colegios electorales utilizarán este sistema, a través del cual podrán emitir su voto hasta 461.691 electores.

El sistema consiste en la puesta a disposición de los miembros de las mesas electorales de una serie de herramientas informáticas (un ordenador portátil, una impresora, un lector óptico y una tarjeta de memoria con la lista de electores correspondiente a su mesa) que facilitarán la gestión y servirán de apoyo a las tareas que desempeñan.

La utilización es muy sencilla y no requiere formación específica, no obstante, un representante de la Administración General del Estado estará presente en cada una de las mesas para prestar apoyo. Además, se fabricarán 6.780 manuales de instrucciones para los miembros de las mesas.

Los pasos más importantes del sistema son, en primer lugar, introducir la tarjeta de memoria en el portátil para tener acceso a la lista de electores; confeccionar el acta de constitución de la mesa, seleccionando los nombres de los miembros de entre la lista, y enviarla electrónicamente al Centro de Recogida de Información (CRI), donde se centralizan los datos de la jornada electoral, que se inicia a las 9 de la mañana y concluye a las 8 de la tarde.

Durante la votación, si los electores presentan el DNI convencional, los miembros de la mesa buscarán sus datos en el ordenador (nombre y apellidos o número de DNI), mientras que si presentan el DNI electrónico, lo introducirán en el lector. En ambos casos, el MAE permite que la identificación sea mucho más rápida y que la lista numerada de votantes se confeccione automáticamente.

Cuando concluya la votación y después de incorporar los votos por correo, acompañados por un código de barras para que el lector óptico pueda extraer los datos de los votantes, y de que los miembros de las mesas hayan votado, se procede a la apertura de las urnas y el recuento de las papeletas, cuyos datos son introducidos en el sistema, que los envía al CRI. Realizado todo el proceso, se borra la tarjeta de memoria y el disco duro del portátil.

«MAS SEGURO, MAS EFICAZ Y MAS ECOLOGICO»

Según Interior, este sistema es «más seguro, más eficaz y más ecológico» que el convencional. Resulta más seguro porque elimina los posibles errores de transcripción y comunicación, más eficaz porque facilita la localización de los electores en el censo, el recuento de votos y el envío de datos, y más ecológico porque permitirá ahorrar en la fabricación de material electoral.

Por primera vez el sistema se aplica en dos procesos electorales al mismo tiempo (elecciones municipales y autonómicas). Después del 22 de mayo, siete ciudades (Castellón, Ceuta, Huesca, Mérida, Lleida, Pontevedra y Salamanca) habrán puesto en marcha este sistema a través de 914 mesas electorales en las que habrán podido votar 542.793 electores, y 2.742 miembros de mesas lo habrán utilizado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído