La industria fotovoltaica española exportó más del 70% de su producción en 2010

La industria fotovoltaica española exportó en 2010 más del 70% de su producción, según se desprende del Informe Anual 2011 que este martes presentó la Asociación de la Industria Fotovoltaica (ASIF), bajo el título «Hacia el crecimiento sostenido de la fotovoltaica en España».

Un título que, según ASIF, hace alusión a «los tremendos altibajos que ha experimentado el mercado nacional como resultado de los cambios regulatorios registrados en los últimos cuatro años».

Fruto de estos vaivenes, el sector fotovoltaico español se está orientando cada vez más hacia mercados exteriores, que crecen con gran fuerza (un 130% en 2010), informó la organización.

La mejor muestra de este hecho lo ofrece la industria manufacturera: capaz de fabricar más de 1.000 megavatios (MW) anuales, produjo 699 MW, de los que exportó más del 70% (467 MW); con el 30% restante cubrió un 60% de los 392 MW que se instalaron en el mercado nacional.

Para el presente ejercicio de 2011 ASIF augura «otro año sombrío en España, marcado por la desconfianza que han generado las normas retroactivas aprobadas por el Gobierno a finales del pasado 2010».

Entre los datos que recoge el informe, llama la atención que la fabricación de módulos creció un 160% el año pasado, de 269 MW a los citados 699 MW.

El empleo en la industria fabricante creció un 10%, pero en total siguió bajando hasta poco más de 12.000 puestos.

En el plano internacional, el mercado de instalación creció un 130%, conectándose un total de 16.700 MW.

En la Unión Europea, la fotovoltaica fue la primera fuente de energía renovable, por delante de la eólica, añade el documento. De hecho, Estados Unidos, Japón, China, Canadá, Australia y muchos otros países duplicaron su mercado fotovoltaico en 2010.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído