FCC invierte 3,5 millones en su primera planta de combustible derivado de la recuperación de residuos

FCC inaugura su primera planta de fabricación de combustible derivado de residuos sólidos industriales en el municipio barcelonés de Castellbisbal, en la que ha invertido 3,5 millones de euros en su puesta en marcha.

La planta, que cuenta con una superficie de 7.000 metros cuadrados, convertirá residuos no peligrosos de origen industrial en un combustible alternativo ecológico apto para plantas de cemento o similares, según informó la compañía en una nota este viernes.

Su capacidad de tratamiento es de 45.000 toneladas anuales y la previsión es que pueda fabricar unas 30.000 toneladas de combustible al año.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído