El otoño meteorológico llega por fin el jueves

Las primeras lluvias de este otoño llegarán el próximo jueves con la entrada de un frente frío por el norte peninsular, que a su vez ocasionará un descenso generalizado en los termómetros, que podría alcanzar los ocho grados centígrados de diferencia en la mitad norte peninsular y los seis en la mitad sur.

Así lo ha adelantado a Europa Press el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Angel Rivera, quien a su vez ha asegurado que hasta este miércoles habrá altas temperaturas y ausencia de precipitaciones de forma generalizada en toda España.

En todo caso, la entrada de mencionado frente frío rozará el tercio norte de la Península y dejará lluvias a partir de la tarde del jueves en la mitad norte y en la mitad sur a partir del viernes.

Según Rivera, es probable que estos chubascos se mantengan a lo largo del fin de semana por todo lo que es el área cantábrica y la zona de los Pirineos, empezando el jueves por la tarde por el Cantábrico y extendiéndose desde el sábado a Pirineos, norte de Cataluña y norte de Baleares.

DESCENSO DE TEMPERATURAS

«Las lluvias se van a quedar pero lo más sustancial es que detrás de ese frente ya llega la primera entrada de aire frío del otoño y su consecuente descenso de temperaturas», ha destacado el responsable de la AEMET.

En concreto, se espera una diferencia en la mitad norte de hasta ocho grados entre el miércoles y el viernes; mientras que en la mitad sur peninsular se registrarán previsiblemente una bajada de las temperaturas de hasta los 6 u 7 grados entre el jueves y el sábado.

Precisamente, en la mitad norte y, sobre todo en el cuadrante nordeste y Baleares, este frente frío vendrá acompañado de viento de componente norte, con lo cual la sensación del descenso término será mayor todavía, «se notará bastante», ha puntualizado Rivera.

Por ejemplo, ha citado el caso de Madrid, que previsiblemente registrará el miércoles los 30 grados centígrados mientras que el viernes podría alcanzar los 22. A su vez, Zaragoza, podría tener 31 grados el miércoles y 23 el viernes; es decir, registrar un descenso de 7 u 8 grados.

Rivera ha avanzado igualmente que, a partir de la semana que viene, el viento empezará a amainar en esas zonas donde soplaba y, seguramente, se dará una situación anticiclónica, de forma que el temporal general de lluvias «seguirá sin verse» y las temperaturas volverán a subir un poco, si bien el aumento no será tan acusado como los valores registrados actualmente.

RECORD DE TEMPERATURAS

En otro orden de cosas, Rivera ha señalado que este pasado fin de semana, primero del presente mes de octubre, se han registrado récords de temperaturas, tanto máximas como mínimas, en «bastantes» zonas de España.

En cuanto a este pasado sábado, ha subrayado el caso de A Coruña Aeropuerto, donde se alcanzaron los 33,7 grados centígrados, cuando la anterior máxima registrada en octubre era de 29,6 grados en 1980; en Oviedo, el mercurio llegó a los 31,7 grados y la anterior temperatura máxima más alta registrada fue de 31,4 en 1983.

En Santander Aeropuerto, por su parte, hubo 33,5 grados, cuando la máxima más alta registrada hasta el momento en esa fecha era de 33,2 en octubre de 1983; mientras que en Pontevedra se registraron los 31,2 grados; y Salamanca tuvo 30,6 grados. También hubo un récord de la temperatura mínima más alta en Morón de la Frontera (Sevilla), con 22 grados centígrados, mientras que la anterior más alta registrada era de 21,4 en 1962.

En cuanto a las del día 2 de octubre, domingo, la ciudad de A Coruña tuvo 31,5 grados, mientras que la anterior absoluta fue de 31 el 12 octubre de 1945; Lugo alcanzó los 30,9 grados, cuando la máxima registrada por estas fechas era de 28,2 en el 2005; Orense 33,4 y la anterior es de 33 el 3 octubre de 1983. La mínima más alta se obtuvo en Rota (Cádiz) con 22,8 grados centígrados y la anterior de 22,2 en 1989.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído