El viento, el descenso de temperaturas y las lluvias en el norte y después en el Mediterráneo durarán hasta el lunes

El cambio del tiempo, de veraniego a otoñal, dejará este fin de semana vientos, descenso de las temperaturas y lluvias en el extremo norte peninsular, durará todo el fin de semana y se marchará el lunes por el Mediterráneo, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Según ha explicado el portavoz de la AEMET a Europa Press, Angel Alcázar, que ha señalado que lo más significativo será el viento que, donde más fuerte soplará será en el valle del Ebro, ya que las precipitaciones «no van a ser muy importantes, salvo en el extremo norte», es decir en las regiones del Cantábrico y el Pirineo.

Así, ha señalado que este jueves por la tarde y este viernes ya está lloviendo de forma débil en general en Galicia. En el resto del extremo norte peninsular se prevén precipitaciones débiles en general y moderadas en algunos puntos pero, en todo caso, Alcázar estima que se recogerán cantidades pequeñas de unos diez litros por metro cuadrado.

Además, ha apuntado que en la zona de Pirineos y en el Mediterráneo es donde se esperan las lluvias más abundantes ya que podrían superar los 10 litros por metro cuadrado, aunque esto será el domingo y el lunes pero no cree que se llegue a los umbrales como para fijar aviso amarillo por lluvias.

De hecho, ha insistido en que el viento será «lo más importante», con velocidades medias de unos 70 kilómetros por hora y que podrían oscilar entre los 80 y 100 kilómetros por hora en los puntos más altos.

Por su parte, ha indicado que en Canarias subirán las temperaturas a partir de este viernes y el sábado «comenzará a arreciar» el viento del noreste.

En cuanto al domingo, Alcázar espera que vuelva el anticiclón, aunque como todavía habrá circulación de norte, las temperaturas no se recuperarán de momento, e irán subiendo a lo largo de la semana, mientras que en la segunda mitad de la próxima semana se atisba que habrá inestabilidad en la zona Mediterránea y las lluvias podrían dejar cantidades superiores a 10 litros por metro cuadrado en Valencia.

Por otro lado, ha dicho que en el resto de la Península los cielos, en general estarán soleados aunque debido al viento también descenderán los termómetros.

En este contexto, las provincias de Gerona, Tarragona y Castellón mantendrán activados avisos de nivel amarillo (riesgo) el sábado por vientos de entre 70 y 80 kilómetros cuadrados y en el litoral de Tarragona y en el Ampurdán de Gerona, además, por fenómenos costeros.

Por su parte, la isla de Menorca y el norte de Mallorca tendrán un aviso de riesgo importante (naranja) por fenómenos costeros y de nivel amarillo en el sureste y norte de la isla; al tiempo que las islas de El Hierro, La Gomera, La Palma y Tenerife mantendrán un aviso amarillo (riesgo) por vientos con rachas máximas de 75 kilómetros por hora. En cuanto al domingo, las alertas se reducirán, aunque seguirán el aviso amarillo en Gerona, por vientos y por fenómenos costeros, y el aviso naranja en Menorca por fenómenos costeros.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído