Las calles de Chernóbil y la vecina ciudad de Prípiat, en Ucrania, permanecen vacías desde agosto de 1986

¿Por qué la fusión de una central nuclear impide la vida y la explosión una bomba atómica no?

Nagasaki e HIroshima se engalanan para recordar el horror de las bombas atómicas que acabaron la II Guerra Mundial

¿Por qué la fusión de una central nuclear impide la vida y la explosión una bomba atómica no?
La bomba nuclear. EP

El 6 de agosto de 1945, la bomba nuclear «Little Boy» cayó sobre la ciudad japonesa de Hiroshima y provocó la muerte de unas 80.000 personas.

Tres días más tarde, el 9 de agosto, su hermana «Fat Man» destruyó la vida de entre 39.000 y 80.000 seres humanos en Nagasaki.

Sin embargo, ambas han sido reconstruidas y están actualmente habitadas. Una situación muy diferente a la de la localidad de Chernóbil y su vecina Prípiat, en Ucrania, después del accidente de agosto de 1986.

A partir de entonces, sus calles permanecen vacías.

«BBC Mundo» ha intentado explicar el origen de esta diferencia mediante un reportaje donde aporta razones científicas.

Estas son las tres razones principales:

. Cantidad de combustible nuclear

La bomba Little Boy (que cayó en Hiroshima) transportaba 63 kilogramos de uranio enriquecido. Fat Man (la bomba de Nagasaki) contenía unos 6,2 kilos de plutonio.

El reactor número cuatro de Chernóbil tenía unas 180 toneladas de combustible nuclear del que 2% (3.600 kilos) era uranio puro.

Cuando explotó el reactor se calcula que se liberaron siete toneladas de combustible nuclear. En total el desastre emitió 100 veces más radiación que las bombas que cayeron sobre Nagasaki e Hiroshima.

. Diferencias en la reacción nuclear

En la bomba de Hiroshima, sólo hizo reacción cerca de 0,90 kg de uranio. De igual forma, sólo 0,90 kg del plutonio fue sometido a una fisión nuclear en Nagasaki.

La bomba Little Boy que cayó en Hiroshima transportaba 63 kilogramos de uranio enriquecido.

En Chernóbil, sin embargo, unas siete toneladas de combustible nuclear -con enormes cantidades de partículas radioactivas- escaparon a la atmósfera.

Cuando se fundió el combustible nuclear, se liberaron isótopos radioactivos que incluían xenón, yodo radioactivo y cesio.

. Ubicación

Las dos bombas de Hiroshima y Nagasaki fueron detonadas en el aire, a cientos de metros sobre la superficie de la Tierra.

Como resultado, los depósitos radioactivos se dispersaron por el efecto de la nube creada por la explosión.

En Chernóbil, sin embargo, cuando se fundió el reactor cuatro en la superficie, se produjo una activación de neutrones que provocó que la tierra se volviera radioactiva.

La página Physics Stack Exchange (un sitio de intercambio de conocimientos para investigadores, académicos y estudiantes de física) tiene otra explicación.

«Aunque funcionan sobre la base de los mismos principios, la detonación de una bomba atómica y el colapso de una planta nuclear son procesos muy diferentes«, explica una entrada.

Una bomba atómica -agrega- está basada en la idea de liberar la mayor energía posible de la reacción de una fisión nuclear en el menor tiempo posible.

La idea es crear el mayor daño y devastación posible para anular a las fuerzas enemigas.

Así, los isótopos radioactivos que se crean en una explosión atómica tienen un período de vida relativamente corto.

Pero como un reactor nuclear está diseñado para producir energía de un proceso de reacción lento y sostenido, esto resulta en la creación de materiales de desechos nucleares que tienen una vida relativamente larga.

O sea, la radiación inicial de un accidente nuclear puede ser mucho más baja que la de una bomba, pero su tiempo de vida será mucho más largo.

Se calcula que pasarán miles de años, se ha hablado de 20.000, para que la zona de exclusión de Chernóbil vuelva a ser habitable.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído