Al menos tres muertos en uno de los doce grandes fuegos activos en el archipiélago portugués

Las llamas amenazan el centro histórico de la capital de la paradisiáca isla de Madeira

La isla portuguesa de Madeira se quema. Las llamas de un incendio que se originó en las afueras de Funchal, la capital de este archipiélago al oeste de la costa africana, amenazan con alcanzar ahora el centro histórico de esta ciudad de 120.000 habitantes.

El fuego ha causado la muerte de al menos tres personas, que han fallecido cuando las llamas alcanzaron sus casas -una de ellas una mujer que vivía cerca del centro de la ciudad-, según informa la BBC. Se han quemado al menos 30 edificios y 170 vecinos han tenido que ser ingresados en centros sanitarios, la mayoría por inhalación de humos.

Portugal se encuentra en alerta por los incendios veraniegos, con más de 350 focos y al menos doce fuegos de grandes dimensiones que continúan activos, según la Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC) portuguesa.

Las autoridades piensan que el fuego ha sido intencionado. La Policía Judicial de Portugal ha anunciado este miércoles la detención de un pirómano de 24 años relacionado con unos de los focos del incendio que tienen sitiada la capital de Madeira.

El presidente del archipiélago luso, Miguel Alburqueque, se mostró confiado en que los trabajos para sofocar el grave incendio que asedia Funchal puedan avanzar en las próximas horas ante la previsible mejora del tiempo.

En una rueda de prensa en la que confirmó que al menos hay tres muertos, todos de una misma familia, y dos heridos graves a causa del fuego. En total hay al menos 300 heridos hospitalizados.

Alburquerque dijo que se espera una situación «más tranquila» a lo largo de esta jornada por las previsiones meteorológicas que apuntan a una bajada considerable de las temperaturas.

El incendio, que se originó en los arrabales de la ciudad, se ha propagado rápidamente en las últimas horas por el efecto del viento y del calor, hasta aproximarse a zonas turísticas como la Baixa de Funchal y la iglesia de Sao Pedro.

El Gobierno regional de Madeira y el Ayuntamiento de Funchal esperan recibir en las próximas horas refuerzos procedentes de Lisboa, de donde partirá esta noche un avión militar con decenas de efectivos para ayudar a sofocar las llamas, según ha anunciado este miércoles el primer ministro luso, António Costa.

Un millar de personas han tenido que ser evacuadas de casas y hoteles en Funchal, según ha confirmado el Gobierno regional de Madeira. Uno de los edificios destruidos por el fuego es un hotel de cinco estrellas, según informa la BBC.

El aeropuerto de la ciudad, uno de los más transitados de Portugal, ha cancelado varios vuelos debido al fuerte viento que aviva las llamas y también se han cortardo varias carreteras.

La capital de Madeira, que ya se vio afectada por una inundación en 2010, acoge en esta época a miles de turistas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído