Ciencia

Mira esta posible solución al ‘acertijo de Gaia’

Mira esta posible solución al 'acertijo de Gaia'
Planeta tierra

Científicos pueden haber resuelto el viejo enigma de por qué las condiciones en la Tierra se han mantenido suficientemente estables para que la vida evolucione miles de millones de años.

La hipótesis de ‘Gaia’ proponía que los seres vivos que interactúan con los procesos inorgánicos de alguna manera mantienen al planeta en un estado en el que la vida puede persistir, a pesar de amenazas como un sol brillante, volcanes y ataques de meteoritos.

El enigma de cómo podría funcionar esto ha dividido a los expertos durante décadas, pero un equipo dirigido por científicos de la Universidad de Exeter, en Reino Unido, ha propuesto una solución. Estos expertos dicen que la estabilidad podría provenir de una «selección secuencial» en la que las situaciones en que la vida desestabiliza el medio ambiente suelen ser efímeras y dar lugar a nuevos cambios hasta que surge una situación estable, que tiende a persistir.

Una vez que esto sucede, el sistema tiene más tiempo para adquirir características adicionales que ayudan a estabilizarlo y mantenerlo, un proceso conocido como «selección solo por supervivencia». «Ahora podemos explicar cómo la Tierra ha acumulado mecanismos de estabilización en los últimos 3.500 millones de años de vida en el planeta», afirma el profesor Tim Lenton, de la Universidad de Exeter.

DOS MECANISMOS AYUDAN A LA AUTOESTABILIZACION DE LA VIDA

«El problema central con la hipótesis original de Gaia fue que la evolución a través de la selección natural no puede explicar cómo todo el planeta llegó a tener propiedades estabilizantes sobre escalas de tiempo geológicas –apunta–. En cambio, mostramos que al menos dos mecanismos más simples funcionan juntos para darle a nuestro planeta propiedades de autoestabilización de la vida».

Este exoerti agrega: «Nuestros hallazgos pueden ayudar a explicar cómo llegamos a estar aquí para preguntarnos sobre esta pregunta en primer lugar». El profesor Dave Wilkinson, de la Universidad de Lincoln, en Estados Unidos, quien también estuvo involucrado en la investigación, resalta: «He estado involucrado tratando de descubrir cómo Gaia podría trabajar durante más de 20 años, finalmente parece que una serie de ideas prometedoras se están uniendo para proporcionar la comprensión que he estado buscando».

El doctor James Dyke, de la Universidad de Southampton, también autor del artículo, afirma: «Además de ser importante para ayudar a estimar la probabilidad de vida compleja en otras partes del Universo, los mecanismos que identificamos pueden ser cruciales para comprender cómo nuestro planeta puede responder a factores como el cambio climático producido por los humanos y los eventos de extinción».

Crear soluciones transformadoras a los cambios globales que los humanos están causando ahora es un enfoque clave del nuevo Instituto de Sistemas Globales de la Universidad de Exeter, dirigido por el profesor Lenton, quien afirma: «Podemos aprender algunas lecciones de Gaia sobre cómo crear un ambiente floreciente y sostenible, un futuro estable para entre 9.000 y 11.000 millones de personas en este siglo».

La hipótesis de Gaia, presentada por primera vez por James Lovelock en la década de 1970, fue bautizada así en honor de la deidad que personificó a la Tierra en la mitología griega.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído