Contaminación

España alcanza su mayor aumento de emisiones de CO2 en 15 años

El aumento de dióxido de carbono (CO2) y otros gases en la atmósfera, es el responsable del efecto invernadero

España alcanza su mayor aumento de emisiones de CO2 en 15 años
Tráfico, atascos, contaminación, polución atmosférica y ruido. PD

El dióxido de carbono (fórmula química CO2) es un gas incoloro y vital para la vida en la Tierra. Este compuesto químico se encuentra en la naturaleza y está compuesto de un átomo de carbono unido con enlaces covalentes dobles a dos átomos de oxígeno. El CO2 existe en la atmósfera de la Tierra como gas traza a una concentración de alrededor de 0,04 % (400 ppm) en volumen.​ Fuentes naturales incluyen volcanes, aguas termales, géiseres y es liberado por rocas carbonatadas al diluirse en agua y ácidos. Dado que el CO2 es soluble en agua, según wp, ocurre naturalmente en aguas subterráneas, ríos, lagos, campos de hielo, glaciares y mares. Está presente en yacimientos de petróleo y gas natural.

Según el Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero (GEI), las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en España crecieron un 4,4% en 2017, en su mayor subida en 15 años. Este gas, reza el documento, supone el 81% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero, seguido del metano (11%), sgeún Beatriz de Vera, N+1.

Solo el año pasado, se emitieron 338,8 millones de toneladas de CO2, uno de los principales gases de efecto invernadero. Este avance del informe anual, que el Gobierno aún debe remitir a la Comisión Europea, indica que la escalada provino, especialmente, de la generación de electricidad provocada por un aumento de un 18,8% de la producción a base de carbón, así como de la caída en un 49% de la fuente hidroeléctrica.

El crecimiento económico español tiene un estrecho vínculo con el empeoramiento en las condiciones medioambientales y los niveles de contaminación. El impulso en el Producto Interior Bruto (PIB) de un 3,1% durante un curso climáticamente tan seco como 2017, ha dado el resultado de este incremento de las emisiones de gases de efecto invernadero al echarse mano de las centrales térmicas para satisfacer la demanda eléctrica.

Las emisiones absorbidas, por su parte, han descendido un 4,8%, en gran parte debido a la disminución del efecto de las repoblaciones sobre el incremento de biomasa forestal y a un notable aumento en las emisiones derivadas de incendios forestales, revela el informe. El sector con más peso en las emisiones es el transporte (26%), seguido de la generación de electricidad (21%), las actividades industriales (19%) y la agricultura (10%). 

El aumento de dióxido de carbono (CO2) y otros gases en la atmósfera, es el responsable del efecto invernadero, una barrera que impide a la radiación solar que rebota sobre la superficie de la Tierra abandonar la atmósfera por lo que permanece calentándola y modificando el clima. Esta es una de las causas principales del cambio climático y los niveles de este gas se han disparado desde 1990. Según una investigación publicada en abril por la Universidad de Southampton (Reino Unido), las emisiones para 2050 llegarán a su nivel más alto en 50 millones de años. Se cree que tendrán que pasar milenios antes de que se rebaje esta concentración.

VÍDEO DESTACADO: Aumento proyectado en concentración de CO2 para 2017 supera promedio de la década

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído