Ciencia Viral

Descubren que los microclimas son la clave de la supervivencia de especies autóctonas al calentamiento global

Descubren que los microclimas son la clave de la supervivencia de especies autóctonas al calentamiento global
Arca de Noé Global de Semillas de Svalbard. EP

Investigadores han hallado refugios protegidos por condiciones más frías y variables en el campo británico que podrían ayudar a las especies nativas de flora y fauna a sobrevivir al calentamiento global causado por el cambio climático.

A medida que aumentan las temperaturas globales, algunas especies de mariposas, escarabajos y plantas ya comienzan a desaparecer de las partes más cálidas de su área geográfica. Y para finales de este siglo, muchas especies experimentarán temperaturas intolerables, lo que obligará a algunas de ellas a moverse hacia el norte.

Sin embargo, investigadores de las universidades de Exeter y York sugieren que los hábitats variables locales como las laderas montañosas o los valles sombreados podrían ayudar a una gama de especies nativas a sobrevivir a este episodio de calentamiento actual, de la misma manera que especies como el ciervo rojo y la ardilla sobrevivieron la Edad de Hielo buscando refugio en áreas de frío extremo resguardadas del calor.

Analizando cinco millones de registros de plantas y animales recolectados por miembros del público en Inglaterra, los investigadores encontraron que varios de estos microclimas o «refugios» ya se están utilizando como hábitats alternativos para muchas especies sensibles al calentamiento.

Para algunas especies, el efecto beneficioso de los refugios podría ser sustancial; por ejemplo, los investigadores estiman que los refugios han reducido la probabilidad de extinción de las mariposas de Fritillary verde oscuro (‘Argynnis aglaja’) en un 63% en las partes del país que más se han calentado.

«Es tentador pensar que podría ser bastante agradable para el Reino Unido calentar unos pocos grados, pero esto realmente será una mala noticia para muchos de nuestros animales y plantas nativas que están adaptados a nuestro clima más fresco y húmedo», afirma el autor principal del estudio, el doctor Andrew Suggitt.

Sin embargo, tal y como advierte el investigador, los refugios dentro de la variada topografía del paisaje británico pueden tener una diferencia de temperatura local de hasta siete grados de temperatura máxima durante el día, lo que los convierte en hábitats alternativos extremadamente importantes para muchas especies sensibles al clima.

Para la cantidad sustancial de plantas y animales que no son lo suficientemente móviles como para cambiar su rango geográfico en respuesta al calentamiento, los microclimas alternativos pueden proporcionar protección contra el aumento de las temperaturas dentro del paisaje que ya habitan.

REFUGIOS ARTIFICIALES

Los investigadores sugieren que en áreas donde no hay una gran variedad en condiciones localizadas, como en regiones más planas como East Anglia, los refugios podrían crearse artificialmente.

El doctor Suggitt apunta que estas áreas podrían desempeñar un papel importante en la respuesta humana a este gran desafío del cambio climático. «Esto incluye asegurarse de que los refugios importantes estén protegidos. Donde los refugios no ocurren naturalmente, la ingeniería preexistente o los proyectos de infraestructura podrían adaptarse para garantizar que el terreno variable se deje atrás y esté disponible para nuestra vida silvestre», valora.

Por su parte, el director de la investigación, el doctor Ilya Maclean, de la Universidad de Exeter, asegura que «el público también puede poner su granito de arena alentando una buena combinación de lugares soleados y con sombra en sus jardines, y plantando especies.

«Ahora que sabemos que inevitablemente se producirá una cantidad considerable de calentamiento este siglo, se trata de dar a nuestras plantas y animales tantas opciones como sea posible para evitar el calor adverso», señala.

Para el co-autor del estudio, el doctor Mike Morecroft del organismo gubernamental de conservación Natural England, este estudio ha proporcionado «la mejor evidencia hasta el momento de que los refugios pueden suponer una verdadera diferencia en el destino de las especies amenazadas por el cambio climático», por lo que los científicos se encuentran ya trabajando para incorporar este nuevo conocimiento en la planificación y gestión de la conservación.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído