CLIMA Y MEDIO AMBIENTE

El deshielo en el Artico permite que el aire polar invada más a menudo Eurasia

El deshielo en el Artico permite que el aire polar invada más a menudo Eurasia
Un oso polar en el hielo del Artico. EP

El deshielo en curso en los mares al norte de Rusia Occidental está debilitando la corriente en chorro que rodea el Artico y permite que el aire polar invada más a menudo Eurasia y el Atlántico Norte.

Es la conclusión de una investigación liderada por Yutian Wu, profesor asociado en el Lamont-Doherty Earth Observatory de la Universidad de Columbia.

Las disminuciones en el hielo marino en los mares de Barents y Kara (BKS) al norte de Rusia occidental causan una reducción en el gradiente de presión atmosférica que se extiende hacia la estratosfera.

Esto reduce la fuerza de la corriente en chorro que rodea la cuenca y permite que el aire polar salga de la cuenca ártica y descienda sobre Eurasia y el Atlántico Norte.

Según el equipo investigador, es posible predecir cuándo llegará un invierno especialmente frío al norte de Europa y Asia.

El trabajo de Wu muestra cómo el calentamiento que se produce en las latitudes bajas y medias hace que el aire frío salga del Artico.

«Desde hace muchos años se sabe que la región BKS es sensible», dijo Wu en una entrevista reciente.

«El hielo marino varía mucho de un año a otro debido a la intrusión de humedad relacionada con la actividad de las tormentas en el Atlántico Norte. Cuando el Atlántico Norte es más cálido de lo normal, hace que la cubierta de hielo marino disminuya».

La zona en forma de anillo de cambio abrupto de presión atmosférica, que rodea el perímetro del Océano Artico y generalmente mantiene el aire frío en el interior, se denomina Oscilación Artica (AO).

En su llamada fase positiva, forma una barrera efectiva que mantiene las masas de aire del Artico sobre la cuenca del Artico. En su fase negativa, los vientos del oeste en las latitudes medias altas son más débiles y permiten que el frío del Artico penetre hacia el sur. El fenómeno se denomina oscilación porque el sistema alterna entre fases positivas y negativas.

Wu y su comunidad de investigación descubrieron que la disminución de la capa de hielo marino en la región BKS y el calentamiento asociado de la atmósfera que lo recubre por el calor liberado desde el océano expuesto debilita el vórtice polar estratosférico, y la «influencia descendente» de la estratosfera a la troposfera debilita las propiedades del muro de retención de la AO. Los estudios anteriores analizaron los cambios en el AO sin evaluar el efecto en los extremos de clima en latitudes medias.

Wu y sus colegas también encontraron que si bien la mayor pérdida de hielo marino en el Artico se produce a fines del otoño y principios del invierno, los efectos en el AO y en los extremos de las latitudes medias persisten durante el invierno debido a la larga escala temporal de los procesos estratosféricos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído