Te interesa

¿Sabes cuáles son las 5 grandes diferencias entre el Ártico y el Antártico?

Dos de las áreas más fascinantes y desconocidas del planeta

¿Sabes cuáles son las 5 grandes diferencias entre el Ártico y el Antártico?
Ártico y el Antártico RS

Son dos áreas que siempre han despertado gran interés entre la comunidad científica. Pocas áreas geográficas de nuestro planeta han despertado en las últimas décadas tanto interés y fascinación como las Regiones Polares. Y no es para menos: Entre el Ártico y el Antártico suman más de veinte millones de km2, es decir, unas cuarenta veces la superficie de España, según okdiario.

Aunque desde pequeños se nos da alguna información sobre los Polos, a decir verdad, en general es muy poco lo que sabemos. Por este motivo, en OkDiario hemos querido redactar una lista sobre estas dos regiones heladas del planeta y presentar así sus más evidentes diferencias.


5. El Polo Norte es habitable; el Sur no

Aunque se han realizado varias exploraciones y por algún tiempo los exploradores se han mantenido ahí, el continente Antártico está casi desierto. La estructura de la Antártida consiste en una inmensa red de campos de hielo interconectados a los valles de las altas cumbres. Por tanto, la existencia de flores y fauna es muy inferior en comparación con el Polo Norte.

En la actualidad, la Antártida es un continente cubierto por una capa de hielo masiva que tiene una masa de tierra por debajo. Por otra parte, el Polo Norte es un océano congelado y rodeado de tierra.

4. En el Ártico hace bastante menos frío

La Antártida es considerablemente más fría que la región del Ártico. La temperatura más baja registrada en la Tierra es de -89.6 grados Celsius y se obtuvo en el Polo Sur. Ahí, la temperatura promedio es de -49 grados Celsius y los hielos nunca se derriten. En el Polo Norte, en cambio, la temperatura promedio en invierno es de -34 grados Celsius, pero sube significativamente en verano.

3. El Antártico no pertenece a nadie

A pesar de las imágenes simbólicas de los exploradores del pasado, triunfantes plantando banderas en el Polo Sur, el continente sigue siendo el único lugar en la Tierra que no pertenece a nadie. Se rige por el Tratado Antártico, que menciona que la tierra y los recursos se utilizarán para fines pacíficos y científicos.

Esto está en marcado contraste con los más de 4 millones de personas que viven en el círculo polar ártico; en varias ciudades pequeñas y también en las grandes como Barrow, Alaska, Tromso, Noruega; y Muramansk y Salekhaard en Rusia.

2. Nevadas y hielo marino

En el Norte, al estar rodeado del Océano Ártico, las precipitaciones escasean y se dan sólo en las orillas. En cambio, en el Polo Sur hay más humedad y se producen intensas nevadas que cubren todo. Incluso, en zonas de hielo marino, la nieve puede llega a ser tan espesa que hundiría los bloques de agua congelada.

Por su parte, en el Norte el hielo permanece más inmóvil y es más grueso porque el Ártico está rodeado de continentes que lo aislan y hace que los témpanos se acumulen. Por eso en verano no se derrite. Sin embargo, en el Sur sí hay deshielo estival, ya que los bloques se mueven más y van hacia aguas más calientes que lo deshacen.

1. La Antártida es un continente; el Ártico no

El Antártico es justamente un continente por ser un basamento geológico o placa que está cubierta de hielo y rodeado de una masa oceánica. Esto contrasta con la inexistencia del continente Ártico, ya que no es un basamento geológico y son tan solo hielos que flotan en el Océano Glaciar Ártico.

Los hielos del continente antártico son de agua dulce y forma rectangular o tabular. Asimismo, son de carácter permanente, excepto en algunas islas durante el verano.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído