Medioambiente

¡ENTREVISTA EXCLUSIVA!: El 60% de la basura que encontramos en las playas Canarias es plástico

¡ENTREVISTA EXCLUSIVA!: El 60% de la basura que encontramos en las playas Canarias es plástico
Plástico en las playas de Canarias Fundación Loro Parque

Las playas de las Islas Canarias son un tesoro natural que hay que cuidar y preservar. Para conocer un poco más sobre el estado de las mismas, hemos hablado con Inés Álvarez, Licenciada en Biología con énfasis en ecología evolutiva y conservación. Master en Educación y Posgrado en Divulgación y Comunicación Científica. Inés comenzó a trabajar en LPF como educadora en 2015, siendo actualmente la Responsable de Educación. Sus funciones, entre otras, es coordinar el Departamento, desarrollar propuestas educativas para todos los niveles educativos, tanto dentro como fuera de Loro Parque, crear recursos, difundir y promocionar las actividades que realizamos y, en definitiva, sensibilizar a escolares y público en general sobre animales, conservación de la naturaleza, diversidad, etc.

¿Cuándo y por qué nace la idea del proyecto “La arena de nuestras playas”?

En 2015, impulsamos un proyecto escolar llamado “Semana de la Conservación Marina” donde se trabajaba con los centros distintas problemáticas a las que se enfrenta el océano y la vida marina. Una sesión estaba especialmente enfocada a los microplásticos, tomábamos muestras y las llevábamos a los Centros para que el alumnado la analizara y conociera la existencia de estas partículas. Durante varios cursos, hicimos una evaluación del proyecto a través de cuestionarios al alumnado y vimos que muchos estudiantes tras la actividad seguían percibiendo la contaminación por plásticos como un problema local y que no llegaban a entender que ese microplástico procedía principalmente del océano.

Tras años de tomar muestras en distintas playas del Archipiélago, ya habíamos visto algunas tendencias y decidimos darle una vuelta al proyecto y enfocarnos especialmente en investigar la incidencia de plástico, primero por la importancia del tema y, segundo, por el desconocimiento tan importante que habíamos percibido con el proyecto anterior. Quisimos hacer más partícipe al alumnado, que fueran ellos mismos los que visitaran las playas, observaran su estado, recogieran los residuos, tomaran las muestras y clasificaran en el laboratorio de los Centros. Así, podían estudiar las diferencias entre unas y otras y entender mejor los factores que influyen en la acumulación del plástico y la presencia de microplásticos.

¿Qué finalidad principal persigue este proyecto?

Por un lado estudiar la incidencia de plásticos para sensibilizar al alumnado sobre esta problemática y, por otro, fomentar la actividad científica en el entorno escolar.

¿Cuántas playas del archipiélago canario habéis examinado?

Este curso han sido 28 playas en distintas islas: Tenerife, La Gomera, Gran Canaria y Fuerteventura.

¿Cuánta gente ha participado en el proyecto?

492 alumnos/as de Secundaria.

¿Qué residuos son los más habituales y cuáles los menos en las playas examinadas?

Encontramos que el residuo más abundante es el plástico (60% del total de todos los residuos recolectados), siendo los metales (1%) y los papeles (3%) los residuos menos frecuentes. En playas urbanas, las colillas eran el residuo más encontrado, que aunque se contabilizaron como otro tipo de residuo, hay que recordar que también contienen plástico.

Dentro de los plásticos, los fragmentos (trozos de plástico de tamaños variables de los que no se podía asegurar su procedencia) era lo más común, seguido del poliestireno/poliespán (comúnmente conocido como corcho blanco), de los envoltorios, las redes e hilos relacionados con la pesca o las tapas. Nos sorprendió no encontrar a penas pajitas (un 0.5%), bolsas (0.3%) o botellas, objetos que, en teoría, suelen ser muy comunes en las limpiezas de playa.

¿Qué consecuencias e impacto reales está teniendo el plástico en las playas de las islas?

Las consecuencias son varias. Por un lado, está el impacto visual. Afortunadamente muchas playas cuentan con servicios de limpieza y lo más grande se recoge (no es el caso de las colillas o el microplástico, cuando hay). Por otro, está el impacto ambiental. Somos muy conscientes del efecto que los residuos grandes tienen sobre la vida marina (vemos ejemplos a diario en las redes de animales atrapados en aparejos de pesca o que han ingerido plástico) pero sin embargo, todavía no tenemos tan claro cuáles son los del microplástico, ya que es un tema relativamente reciente. Lo que sí se sabe es que estos actúan como esponjas de contaminantes (DDT, PCBs, etc.) y que, por tanto, al ser ingeridos por distintos animales, estos contaminantes se pueden incorporar en la cadena trófica a través de un proceso de bioacumulación. Esto significa que, a medida que ascendemos en la cadena trófica, la concentración de estas sustancias se eleva. Es decir, nosotros como máximos consumidores, tenemos riesgo de ingerir esos contaminantes, como pasa con el mercurio y otras sustancias. Por tanto, existe un impacto sobre la salud.

¿Qué podemos hacer para revertir o intentar mejorar y/o paliar esta situación?

Lo que hay que tener claro es que la problemática del plástico en Canarias no es un problema local. El plástico es un problema global que está relacionado con nuestros hábitos de consumo, por lo que modificarlos es imprescindible para paliar la situación. Pequeñas acciones como simplemente dejar de usar botellas plásticas o bolsas, puede tener un gran impacto. Si cada uno de los más de 2.000.000 de habitantes que tiene Canarias deja de usar botellas de un solo uso, ¿cuántas botellas podríamos evitar a lo largo de un año solo aquí? Y este es un cambio bastante sencillo, pero se puede aplicar a muchos otros plásticos que usamos diariamente y, en general, a otros residuos que generamos todos los días de forma innecesaria y que son el resultado de un mal uso de los mismos y de unos hábitos de consumo insostenibles.

¿Qué otro proyectos destacables tenéis en marcha en este momento desde Loro Parque Fundación?

A nivel escolar, este curso también hemos llevado a cabo un proyecto sobre bienestar animal para centros de Educación Primaria, que trata de potenciar y fomentar los valores de cuidado y actitudes de respeto hacia los animales. Ahora que ha acabado el año escolar, ya estamos planteando nuevas propuestas de cara al próximo curso, siempre intentando potenciar la implicación de la Comunidad Educativa en materias de conservación y preservación de la naturaleza.

A nivel científico y de conservación, Loro Parque Fundación actualmente apoya más de 40 iniciativas en todo el mundo para la conservación de distintos animales y sus hábitats. En Canarias, destacamos CanBio, una iniciativa público-privada en la que participan las dos Universidad canarias y otras organizaciones. Cuenta con el apoyo de Loro Parque y el Gobierno de Canarias, que han destinado 2.000.000 de euros para investigar el cambio climático y la acidificación oceánica y sus efectos en la biodiversidad marina (especialmente cetáceos, angelotes, mantelinas y tortugas marinas) de Canarias y la Macaronesia.

Entrevista realizada por Ángel M.R.S. (Fotos: Cedidas)

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído