¡Arde España!

¿Te puedes creer que a los militares de la UME les cobraron el sándwich de chorizo que comieron durante los incendios?

Ocho euros les ha costado a los militares de la UME, que han trabajado en turnos de doce horas para controlar los incendios, la bolsa con un sandwich de chorizo con un bizcocho que les fue sumistrado cuando trabajaban

¿Te puedes creer que a los militares de la UME les cobraron el sándwich de chorizo que comieron durante los incendios?
UME RS

Arde España y le cobran los bocadillos a los que luchan contra el fuego; ¡imposible ser más cutres!. El mísero menú con el que los militares desplegados para controlar los incendios que han arrasado miles de hectáreas en España no les ha salido gratis. Los desplegados de la Unidad Militar de Emergencia (UME) han tenido que pagar 10 euros de su dieta por comidas como un sandwich con cinco lonchas de chorizo y un trozo de bizcocho, según recogen lo autores originales de este artículo aquel Tejero y Pelayo Barro en okdiario y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

La UME ha sido clave en el control de los incendios de Tarragona, Gavilanes (Ávila), Toledo y Almorox (entre Toledo y Madrid). Los militares han sobrevivido turnos de doce horas con apenas alimento. La comida han sido, además, descontadas de sus dietas por lo que la bolsa que contenía dos rebanadas de pan, cinco lonchas de chorizo y un bollo les ha supuesto el costo de 10 euros por persona. Un importe que cubre ese almuerzo, el desayuno previo y una cena similar al almuerzo. Se les descuenta de los 24,11 euros diarios que perciben como dieta en concepto de manutención.

El ejemplo difundido a través de una foto del menú en redes sociales proviene de Tarragona. Sin embargo, tal y como ha podido confirmar okdiario esta comida se repitió para todos los militares que actuaban apaciguando los incendios con apenas variaciones. Así, en Madrid los agentes de la UME recibieron un paquete de galletas de postre. “A ver quién después de estar tantas horas en un incendio con la boca seca puede comerse un paquete de galletas”, se queja uno de los militares desplazados al lugar.

El agua también fue escasa. Fuentes relacionadas con la UME aseguran que hubo grandes periodos de tiempo en los que los militares no pudieron beber agua y que cuando lo hicieron fue “agua caliente”. La solidaridad entre cuerpos fue clave ya que la colaboración de Bomberos y Agentes Forestales supuso un suministro de agua y alimentos para la UME.

Además, explican fuentes militares, las dietas que perciben por su despliegue las cobran en muchas ocasiones «con semanas de retraso». Todos los gastos deben ser adelantados de su bolsillo.

Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído