Tu casa, tu verdadera casa, no es la que estás pagando con una hipoteca o alquiler. Tu casa real es el Planeta en el que vives

Contaminación y energías renovables, o cómo no destrozar tu casa

Podemos ser veganos, vegetarianos, carnívoros, defensores de los animales a muerte... podemos ser todo lo que queramos ser, pero permitimos la contaminación ambiental de nuestras aguas, nuestro oxígeno y nuestro suelo. No es muy inteligente por nuestra parte

Contaminación y energías renovables, o cómo no destrozar tu casa

La RAE define contaminación como “introducción directa o indirecta, mediante la actividad humana, de sustancias, vibraciones, calor o ruido en la atmósfera, el agua o el suelo que pueden tener efectos perjudiciales para la salud humana o la calidad del medioambiente, o que pueden causar daño a los bienes materiales o deteriorar o perjudicar el disfrute u otras utilizaciones legítimas del medioambiente”.

Queramos o no, somos seres contaminantes para nuestro Planeta. Y no es por el uso del plástico, que está presente en casi todas las acciones de nuestra vida, es por el mal uso que le damos. Tampoco por utilizar luz, ni por llenar el depósito del coche, es por no saber que existen otras alternativas para lograr la energía que necesitamos para evolucionar. O saberlo y no hacer caso de ello.

Este viernes 28 de septiembre de 2019, en varias ciudades de España han habido manifestaciones, y también en varios países, para reclamar a los Gobiernos y a las empresas “una acción decidida, urgente y eficaz para frenar la emergencia climática”. Diversos partidos políticos se han unido a las marchas, pero la cuestión no es la foto, es la acción. Y muchos ciudadanos somos ingenuos y pensamos que se trata de una cuestión de dinero. No es el dinero lo que temen perder, es el poder, igual que cada uno de nosotros sin darnos cuenta. Tememos no poder llenar el depósito, no poder encender la luz, no poder cargar el móvil… porque nos sentiríamos en la indigencia, y ellos temen los acuerdos que tienen con otros países para conseguir el petróleo o para exportar los residuos, entre otras cosas. China recibía casi la mitad de residuos plásticos de todo el mundo, hasta que se ha negado.

Las energías renovables

La solución no es volver a la prehistoria, la solución es avanzar, y ello se hace siendo conscientes de que nuestro Planeta nos da todo lo que necesitamos para sobrevivir sin que sea necesario destrozarlo y destrozarnos. Las energías renovables, que nos ofrece la Naturaleza, no son nocivas, crean puestos de trabajo y no nos obliga a depender de otros países. La energía hidráulica se puede conseguir en los mares y ríos, la energía eólica hace siglos que se consigue, y existen otras formas de conseguir energía tan naturales como la que nos entregan el sol y el calor y las capas internas de la Tierra.

Por suerte, ya existen tratados entre gobiernos y compromisos de grandes empresas para paliar los daños al medioambiente. Ello nos demuestra que realmente es urgente reaccionar, ya no es por “¿qué mundo les vas a dejar a tus hijos?”, porque quizás ni tengas ni te importe, se trata de en qué mundo estás viviendo y qué enfermedades puede soportar tu cuerpo a causa de la contaminación. Los alimentos del suelo contaminado los comemos nosotros, y los animales afectados por la contaminación, tanto de la tierra como de los mares y los ríos, también nos los comemos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído