Financia el Experimento de Perturbación Controlada Estratosférica (SCoPEx)

El multimillonario Bill Gates, dueño de Microsoft, planea tapar el Sol para enfriar el Planeta Tierra

El gran filántropo apuesta por la tecnología de atenuación solar, que potencialmente reflejaría la luz solar fuera de la atmósfera de la Tierra, provocando un efecto de enfriamiento global

El multimillonario Bill Gates, dueño de Microsoft, planea tapar el Sol para enfriar el Planeta Tierra
Bill Gates y el Sol. PD

Es Bill Gates a sus 65 años el principal terrateniuente de EEUU, el mayor filántropo y uno de los cinco hombres más ricos del mundo y un innovador incansable.

Ahora planea tapar el Sol para enfriar el Planeta Tierra y frenar el progresivo calentamiento y el cambio climático.

Un ambicioso proyecto de geoingeniería lanzado por científicos de la Universidad de Harvard y financiado por el estadounidense Gates, ha propuesto verter a la atmósfera toneladas de polvo de carbonato de calcio no tóxico, para atenuar la luz solar con el objetivo de contrarrestar los efectos del calentamiento global, informa Forbes.

Muchas investigaciones relacionadas con proyectos de geoingeniería solar se han estancado en los últimos años, sobre todo debido a la controversia por los riesgos impredecibles que podrían causar al ser aplicados a gran escala.

Los opositores creen que esta ciencia conlleva riesgos impredecibles, incluidos cambios extremos en los patrones climáticos que no son diferentes a las tendencias de calentamiento que ya estamos presenciando.

De manera similar, los ambientalistas temen que un cambio dramático en la estrategia de mitigación sea tratado como una luz verde para continuar emitiendo gases de efecto invernadero con pocos o ningún cambio en los patrones actuales de consumo y producción.

Pero ante el problema del cambio climático, el Experimento de Perturbación Controlada Estratosférica (SCoPEx) planea seguir estudiando la viabilidad de rociar polvo de carbonato de calcio (CaCO 3) en la atmósfera por medio de globos.

El proyecto, respaldado por el fundador de Microsoft, está desarrollando la tecnología que potencialmente reflejaría la luz solar fuera de la Tierra y así enfriar el planeta.

En junio de este año está previsto que SCoPEx lance un globo científico a 20 km de altura cerca de la ciudad de Kiruna (Suecia), para probar la maniobrabilidad de los equipos. Si todo funciona bien, se pasaría a una segunda etapa experimental liberando una pequeña cantidad del compuesto.

Quienes se oponen a este tipo de soluciones sostienen que podrían surgir cambios extremos en los patrones climáticos, además de que podría ser un pretexto para alentar la emisión descontrolada de gases de efecto invernadero.

David Keith, profesor de física aplicada de la Universidad de Harvard, ha reconocido que existen «muchas preocupaciones reales» de la geoingeniería ya que nadie sabe qué pasará hasta que se libere el CaCO 3 y se estudien sus efectos.

Las predicciones de Bill Gates para 2021

Gates ha publicado una entrada en su blog personal en la que ha apuntado que 2021 será un mejor año que el presente.

El magnate ha señalado que en los próximos meses habrá una serie de avances científicos que nos harán volver a la normalidad durante el próximo año y ha señalado que en este momento ya estamos capacitados para sostener que el futuro vendrá cargado de «buenas noticias».

«Desafortunadamente, todavía no estamos fuera de peligro. Los modelos informáticos sugieren que la pandemia podría empeorar durante el próximo mes. También necesitamos aprender más sobre la nueva cepa del virus que ha aparecido en Reino Unido, que parece propagarse más rápido pero no ser más mortal», indica el empresario en su blog personal.

Pero Gates no se queda ahí. El millonario sostiene que hay dos razones principales por las que mantener la esperanza. «Una es que las mascarillas, la distancia social y otras intervenciones son capaces de frenar la propagación del virus y salvar vidas mientras se ponen las vacunas», explica. Y la otra, tal y como se desprende de sus propias palabras, son las mismas vacunas. «La otra razón para tener esperanza es que en la primavera de 2021 las vacunas y los tratamientos sobre los que ha estado leyendo en las noticias comenzarán a alcanzar la escala en la que tendrán impacto global», indica.

Para Gates este es un punto clave, pues aunque, según él mismo sostiene, en 2021 todavía serán necesarias algunas restricciones sobre todo en el ámbito público y en los eventos masivos, el número de casos y muertes comenzarán a disminuir mucho ya en primavera y la vida, al menos en los países más ricos del mundo, se empezará a parecer más a la de antes del inicio de la pandemia.

Un feliz error

Además de su predicción sobre 2021, Bill Gates ha hecho en su post un repaso a la situación actual de la pandemia en el mundo así como al punto en el que se encuentran las vacunas y el tratamiento de la Covid-19, y en él, ha asumido un error en sus predicciones pasadas, que según sostiene, le agrada haber cometido.

«Una cosa sobre la que estoy feliz de haberme equivocado, al menos espero haberme equivocado, es en mi temor de que la Covid-19 se generalice en los países con bajos ingresos», ha indicado en su publicación sobre el futuro de la pandemia. Gates ha explicado que pese a sus presagios «hasta ahora, esto no ha sido cierto».

De hecho, según él mismo expone, en la mayor parte del África subsahariana las tasas de casos y muertes siguen siendo mucho más bajas que en Estados Unidos o Europa y están al nivel de Nueva Zelanda, un país que ha recibido muchos elogios sobre su gestión de la pandemia y que en estos momentos vive con una relativa normalidad.

Además, Gates también ha echado la vista atrás para ver cómo otra de sus predicciones sí se ha cumplido. El magnate estadounidense se ha alegrado de que su visión optimista sobre la unión de todos los países para luchar contra el virus SARS-CoV-2 se ha cumplido. «Esta cooperación global es una de las razones por las que veo que 2021 puede ser prometedor, y no solo sobre el control de la pandemia», ha indicado. Para él, la entrada de un año nuevo supone para la humanidad la oportunidad de dar pasos concretos para afrontar otro de los grandes retos de nuestro tiempo: el cambio climático.

«Dentro de un año creo que podremos mirar atrás y decir que 2021 fue mejor que 2020. Puede que la mejora no sea enorme, pero será un paso adelante notable y medible para la población de todo el mundo», concluye Gates lanzando así un mensaje de esperanza.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído