El objetivo es impulsar la producción de cultivos frente a un clima cada vez más inestable

Cómo la manipulación del ARN podrá disparar las cosechas

El análisis muestra que las plantas habían aumentado su tasa de fotosíntesis, así como produjeron raíces más largas y mejor resistencia a las sequías

Cómo la manipulación del ARN podrá disparar las cosechas
Cosecha PD

Los científicos siguen avanzando en la investigación sobre cómo la manipulación del ARN puede tener beneficios para la humanidad.

Los expertos genetistas han probado que la manipulación del ARN en las semillas puede permitir un aumento drástico en la producción de los cultivos, así como aumentar la tolerancia a la sequía.

En las pruebas iniciales, la adición de un gen que codifica una proteína llamada FTO a las plantas de arroz y patata aumentó su rendimiento en un 50% en las pruebas de campo.

Las plantas crecieron significativamente, produjeron sistemas de raíces más largas y pudieron tolerar mejor el estrés por sequía. El análisis también mostró que las plantas habían aumentado su tasa de fotosíntesis.

«El cambio es realmente dramático», dijo el profesor de la Universidad de Chicago, Chuan He, quien junto con su colega Guifang Jia de la Universidad de Pekín, dirigió la investigación, publicada en Nature Biotechnology. «Es más, funcionó con casi todos los tipos de plantas con las que lo probamos hasta ahora, y es una modificación muy simple de hacer».

Los investigadores tienen esperanzas sobre el potencial de este avance, especialmente frente al cambio climático y otras presiones sobre los sistemas de cultivos en todo el mundo.

«Esto realmente brinda la posibilidad de diseñar plantas para mejorar potencialmente el ecosistema a medida que avanza el calentamiento global», dijo He, profesor de Química, Bioquímica y Biología Molecular.

«Dependemos de las plantas para muchas, muchas cosas, desde madera, alimentos y medicinas hasta flores y aceite, y esto ofrece potencialmente una forma de aumentar el material de reserva que podemos obtener de la mayoría de las plantas».

Durante décadas, los científicos han estado trabajando para impulsar la producción de cultivos frente a un clima cada vez más inestable y una población mundial en crecimiento. Pero estos procesos suelen ser complicados y, a menudo, solo dan lugar a cambios incrementales.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído