Cien buitres matan y se comen una vaca y su ternero

Curiosidades del buitre: un animal con muy mala fama, siniestro e imprescindible

Son unas criaturas realmente asombrosas

Curiosidades del buitre: un animal con muy mala fama, siniestro e imprescindible

Es imprescindible. Hablamos del denostado buitre.

Pocos animales tienen tan mala fama.

Sus hábitos carroñeros los han hecho siempre aparecer en películas y novelas junto al héroe moribundo en el desierto, esperando el momento de lanzarse sobre él para devorarlo.

Su aspecto, además, con su plumaje negro y su cabeza pelada no resulta muy atractivo e incluso hay quién lo encuentra siniestro.

Sin embargo, basta echar una mirada a estos animales para darnos cuenta no sólo de la gran labor que realizan en el medio ambiente, sino también de que son unas criaturas realmente asombrosas.

Los buitres, al alimentarse de carroña, pueden comer cualquier tipo de carne, independientemente del estado de putrefacción en que se encuentre. Esto se debe a que en su tracto digestivo poseen enzimas capaces de anular las bacterias y otros microrganismo de la carne putrefacta, carne que haría enfermar o morir a cualquier otro animal que intentar a comérsela.

La falta de plumas en la cabeza no es casual, sino que les sirve como protección contra enfermedades. Al alimentarse de carroña, es fácil que su cabeza entre en contacto con bacterias. Al no tener plumas, no pueden fijarse en ellas y enfermar al animal.

Estas aves buscan su comida desde lo alto, para lo cual pasan horas planeando, recorriendo su territorio. Para este planeo, se suspenden en las corrientes ascendentes de aire cálido, lo que les permite planear sin esfuerzo y sin gastar energía.

Los buitres orinan en sus propias patas, pero no por falta de higiene, sino porque la orina les ayuda a mantener sus patas libres de las bacterias en las que hayan podido estar en contacto al comerse sus presas.

Tienen muy desarrollada la vista y el sentido del olfato, pero ven muy pobremente en la oscuridad.

EL VÍDEO

Va sobre centenar de buitres que atacaron a una vaca y su ternero recién parido y acabaron con sus vidas de ambos en el Valle de Mena, en el límite de la provincia de Burgos con Vizcaya.

La Diputación de Vizcaya ha cerrado la buitrera (comedor de buitres) que tenía en la sierra de Ordunte y, según las organizaciones agrarias burgalesas, estas aves carroñeras están cambiando sus costumbres por falta de alimentos y atacan ahora a animales vivos para sobrevivir.

El ganadero del Valle de Mena, propietario de la vaca y el ternero muertos, puso en conocimiento de la Guardia Civil que pudo ver cómo unos cien buitres atacaban a una de sus vacas y al ternero que acababa de parir, acabando con la vida de ambos, sin que pudiera hacer nada por impedirlo.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído