Todas estas especies compartieron un antepasado común hace 80 millones de años

El ser humano se parece un 15% más al gorila que al chimpancé

La percepción auditiva y el desarrollo cerebral son los aspectos que más rápido han variado en el linaje de ambos

El ser humano se parece un 15% más al gorila que al chimpancé
Los gorilas se separaron de los humanos y chimpancés hace unos 10 millones de años. EFE

La secuenciación y el análisis del genoma del gorila, completado por primera vez en una investigación que ha implicado a veinte laboratorios de siete países, entre ellos España, sugiere que las semejanzas con el genoma del ser humano son más amplias de lo que se creía en un principio.

El estudio, en el que ha participado el Instituto de Biología Evolutiva (IBE) de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), señala que en un tercio del genoma humano se pueden apreciar más parecidos con el gorila que con el chimpancé.

A pesar de que humanos y chimpancés siguen siendo más parecidos –ambas especies y el gorila compartieron un antepasado común hace 80 millones de años–, los investigadores han determinado tras la comparación de miles de genes entre los grandes simios que la percepción auditiva y el desarrollo cerebral son los aspectos que más rápido han variado en el linaje de gorilas y humanos.

La investigación, que publica el 8 de de marzo de 2012, la revista Nature, señala así que ciertas particularidades que se asocian a la condición humana, como la evolución de los genes auditivos y su relación con el lenguaje, no son exclusivos del hombre y estarían compartidos con el gorila.

«Esta visión es nueva porque rompe con la visión evolutiva clásica que teníamos hasta ahora, según la cual humanos y chimpancés compartían más variantes genéticas en todo el genoma y nos permite cuantificarlo por primera vez», ha asegurado en un comunicado el investigador del IBE (UPF-CSIC) Javier Prado.

El conocimiento sobre cómo funcionan los genomas de los grandes simios «puede ser trasladado a enfermedades» que todavía no se entienden, ha señalado por su parte el coautor del artículo Tomàs Marquès-Bonet.

El estudio ha sido coordinado por los investigadores del Welcome Trust Institute de Gran Bretaña, Aylwyn Scally y Richard Durbin, y con él se completa una serie de secuenciaciones iniciadas con el análisis de humanos, chimpancés y orangutanes.

El IBE ha recordado en su comunicado la importancia de proteger y conservar la diversidad de las especies animales de grandes simios, al constatar que los gorilas sobreviven actualmente en pocas poblaciones aisladas «gravemente amenazadas» de los bosques ecuatoriales de África central.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído