Se trata de un calamar gigante y vive en los abismos de los mares

‘Magnapinna’, la extraña criatura alienígena que arrasa en Internet, tiene las patas muy largas

Desde el año 1907, cuando fue encontrado el primer ejemplar, se han captado solo unos pocos más

La criatura fue filmada a una profundidad de 2.386 metros en Perdido, un sitio de perforación que pertenece a Shell Oil Company en el Golfo de México

Se diría que son extraterrestres con muy malas pulgas, pero la realidad es que se trata de ‘sdimples’ calamares gigantes.

Pertenecen al género de moluscos, y que llevan el extraño nombre de Magnapinna para hacer juego con su extraño aspecto.

Son únicos por dos razones: sus aletas que son mucho más grandes que el cuerpo, y sus patas extremadamente largas que alcanzan más de 7 metros.

POCAS IMÁGENES

Desde el año 1907, cuando fue encontrado el primer ejemplar, se han captado solo algunos más, a veces en malas condiciones.

Tampoco hay muchas imágenes: solo en la última década, con el uso de sumergibles manejados a distancia, empezaron a aparecer videos de estas criaturas, que no atrajeron mucha atención por su baja calidad.

Esta imagen que muestra las proporciones de la criatura fue filmada a una profundidad de 2.386 metros en Perdido, un sitio de perforación que pertenece a Shell Oil Company en el Golfo de México.

Tras ser publicada la imagen en la red social ‘Reddit‘, la inusual criatura captó la atención de miles de internautas.

ALETA GRANDE

Los calamares de aleta grande son un grupo de cefalópodos que se han visto raras veces, teniendo una morfología muy característica.

Se agrupan en el género Magnapinna, de la familia Magnapinnidae.

La familia es conocida sólo por las larvas (paralarvas), así como muestras de crías, pero algunas autoridades creen que se ha visto criaturas adultas.

Dado que ningún ejemplar adulto ha sido capturado nunca, o incluidos en muestras, no está claro si son del mismo género, o sólo parientes lejanos.

Muy poco se sabe acerca de la conducta de alimentación de estos calamares.

Los científicos han especulado que se alimentan arrastrando sus tentáculos a lo largo del fondo marino, acarreando los organismos del suelo.

Alternativamente, puede simplemente utilizar otra técnica de captura, esperando pasivamente a la presa para lanzar sus tentáculos.

Si es así, serían los únicos cefalópodos que actuen como depredadores pasivos

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído