El ecosistema se está vaciando, y al paso que vamos no nos libramos ni de lejos

Ratas del tamaño de vacas estarán al acecho para cuando la hayamos pifiado aún más

"Los animales evolucionarán con el tiempo a formas que les permitan sobrevivir"

Ratas del tamaño de vacas estarán al acecho para cuando la hayamos pifiado aún más
Una rata con malas pulgas Captura

El geólogo Jan Zalasiewicz, de la Universidad de Leicester, citado por el diario británico ‘Daily Mail‘, lo tiene claro para espanto de propios y exraños: Si la cantidad de grandes mamíferos se reduce en un futuro, una «parte significativa» del ecosistema del planeta podría estar a la entera disposición de ratas del tamaño de vacas:

«Los animales evolucionarán con el tiempo a formas que les permitan sobrevivir y tener descendencia».

Pone como ejemplo, haciéndose eco ‘RT‘, el período Cretáceo, cuando vivían los dinosaurios, había mamíferos, pero eran muy pequeños, del tamaño de una rata, porque los dinosaurios ocuparon los nichos ecológicos más grandes. Una vez que los dinosaurios quedaron fuera del camino, estos pequeños mamíferos pudieron evolucionar en una gran cantidad de formas diferentes.

«Las ratas probablemente podrían llegar a ser al menos tan grandes como el capibara, el roedor más grande del mundo vivo hoy en día y que puede alcanzar los 80 kilogramos de peso. Si el ecosistema quedara suficientemente vacío, entonces ya podrían haber llegado a ese tamaño».

El mayor roedor extinto conocido, el Josephoartegasia monesi, vivió hace tres millones de años, era más grande que un toro y pesaba más de una tonelada.

ISLAS DE RATAS

El ‘agorero’ geólogo británico indicó que actualmente ya existen las ‘islas de ratas’: regiones aisladas donde las ratas introducidas por los seres humanos se convirtieron rápidamente en las especies dominantes. Una vez aparecen allí, compiten con especies nativas y a veces las llevan a la extinción.

‘Las islas de ratas’ son como laboratorios «para estudiar la evolución futura de los roedores», y «cada uno de ellos va a producir resultados diferentes», señala Zalasiewicz y explica que, así,

«en un futuro habrá ratas tanto delgadas como gordas, ratas lentas y pesadas, así como ratas rápidas y feroces, incluso probablemente habrá ratas acuáticas».

Las ratas son uno de los mejores ejemplos de una especie a la que hemos ayudado a expandirse por todo el planeta, y que se ha adaptado con éxito a muchos de sus nuevos entornos».

El gigantismo es una respuesta evolutiva bien conocida que se produce cuando una pequeña criatura ocupa un nicho ecológico dejado por una especie más grande.

 

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído