Tras el atracón no puede deslizarse, aunque podrá estar dos meses sin preocuparse por la comida

[Vídeo] La pitón que se comió al cocodrilo está que no se puede mover, y puede ser atacada por dingos

Tardará tres semanas en defecar una bola de calcio después de haber absorbido las grasas y las proteínas

"Las serpientes pueden detectar cuándo se ha parado el corazón de sus presas o éstas han dejado de respirar"

La pitón que ha engullido a un cocodrilo australiano (3 m) en el lago Moondarra, situado cerca de Mount Isa, una remota ciudad del noroeste del estado australiano de Queensland, va a poder estar sin preocuparse por la comida durante los próximos dos meses, tal y como ha apuntado a la BBC, Bryan Fry, experto en ofidios.

«Una serpiente puede engullir a un cocodrilo sin problema. Obviamente, entraña más peligros que si se tratara de una rata. Pero puede manejar la situación»,

explica el profesor asociado de la Universidad de Queensland, que subraya que la pitón se arriesgó a sufrir el ataque de un dingo durante las cinco horas que duró la lucha entre ambos reptiles.

SU CUERPO EXPLOTÓ

La cadena británica ha recordado el caso de una pitón del Parque Nacional de Everglades en Florida en 2005, cuyo cuerpo explotó de manera sorpresiva tras haber engullido un caimán; bien porque el tamaño del reptil fuera demasiado grande o porque alguna parte de éste cortara una arteria de la serpiente.

«La pitón tardará dos semanas en volver a deslizarse. Y en tres, defecará una bola de calcio después de haber absorbido las grasas y las proteínas que necesita y de haberse deshecho del exceso de minerales».

«Las serpientes pueden detectar cuándo se ha parado el corazón de sus presas o éstas han dejado de respirar, para reservar energía para el proceso de la ingesta».

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído