El roedor había entrado en el apartamento tras roer una pared de madera y hormigón

Una familia se encuentra en la cocina una ‘rata monstruo’ de casi medio metro

Para conseguir darle caza tuvieron que llamar a un grupo de exterminadores, que colocaron trampas industriales

Llegó a romper alguno de los cebos hasta que uno se le enganchó en el cuello...

Una familia sueca ha sufrido el shock de su vida al descubrir que los ruiditos de detrás del lavavajillas no provenían de un ratón corriente.

De hecho, ni el gato de la casa quería hacerle frente a el roedor, que en realidad resultó ser una gigantesca ‘rata monstruo’ de 38 centímetros de largo.

Y  es que un ruido en la cocina traía de cabeza a una familia en su piso de Solna, un barrio del noroeste de Estocolmo, Suecia. Todo hacía pensar que un roedor había elegido su cocina para crear su hogar y decidieron darle caza.

Pero el comportamiento de Enok, el gato de la familia, que se negaba a aparecer por la cocina, fue el primer signo de que esa roedor no era muy normal. Y así fue, el animal resultó ser una ‘rata monstruo’ que medía 38 centímetros de longitud sin contar con la cola.

ATRAVESÓ UNA PARED DE HORMIGÓN

El roedor había entrado en el apartamento de la familia tras roer una pared de madera y hormigón y se había instalado detrás del lavavajillas.

Para conseguir darle caza, la familia tuvo que llamar a un grupo de exterminadores que colocaron trampas industriales de gran tamaño.

Los intentos fueron infructuosos, las trampas no resultaban útiles para dar caza a ese gran roedor.

De hecho, llegó a romper alguno de los cebos hasta que uno se le enganchó en el cuello y éste a su vez en una planta.

Fue entonces cuando la ‘rata monstruo’ se ahogó hasta la muerte», según recoge el Diario Daily Mail.  

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído