Decidió comportarse con la máxima normalidad posible: "No quería darle motivos para atacarme"

El terrorífico encuentro de un ‘tranquilo’ surfista con un enorme tiburón blanco

Las bocinas de los coches lograron alertarlo del peligro que corría

"Parecía que sólo tenía curiosidad"

Quizás lo que le salvó a Andy Johnson fue solo la suerte, o la calma que supo mantener cuando se percató de que un tiburón blanco iba a por él cuando estaba haciendo surf en las costas australianas de West Beach, al sureste de Perth.

El joven decidió comportarse con la máxima normalidad posible, «no quería darle motivos para atacarme» y comenzó a remar como lo haría para coger cualquier ola.

BOCINAS

El animal, de tres metros, y que estuvo extremadamente cerca de su tabla, se marchó finalmente sin atacarle. Fueron las bocinas de los coches lograron alertar a surfista del peligro que corría.

Otros surfistas que estaban en el agua lograron salir del lugar sin peligro, pero Andy decidió quedarse en donde estaba y comportarse con naturalidad.

«Parecía que sólo tenía curiosidad. No quería darle una razón para perseguirme, así que traté de comportarse con normalidad y mantener un ojo sobre él».

Después de ver las espectaculares imágenes que un turista, Frits De Bruyn, tomó de la escena, Andy reconoce que no sabía que tenía al tiburón tan cerca cuando comenzó a remar para tomar una ola y llegar a la playa.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído