El perro le mordió la cara mientras estaban jugando en casa

Devorado por su ‘gordito’ pitbull el día de Navidad tras haberle regalado unos huesos

La mujer se encontró el cadáver de su marido en medio de un charco de sangre cuando regresó de visitar a unos familiares

Edward Cahill, de 40 años, falleció el día de Navidad tras ser atacado por su perro -un pitbull llamado Fat Boy-, mientras estaba jugando con él junto a un segundo, de nombre Keylo.

Fue la mujer de la víctima quien encontró el cuerpo tendido en el suelo de la casa, -había salido para visitar a unos familiares- y al mentado can con el hocico lleno de sangre: le había devorado la cara y parte de los brazos.

Según da cuenta ‘Mirror‘, ese día el infortunado les había ‘regalado’ unos huesos a sus perros con motivo de las fiestas.

LA MUJER NO SE LO EXPLICA

Bianca Rodríguez, mujer del fallecido, afirma que no se explica lo sucedido, ya que los perros son «encantadores» y nunca habían tenido problemas con ellos.

A petición de la familia, el perro ha sido sacrificado tras el terrible ataque.

A pesar de ello, Bianca insiste en que «nunca han sido agresivos» y que este «accidente» es algo «anormal».

» No quiero que la gente piense mal de los pitbulls . Simplemente fue un accidente . Mi marido amaba a los perros, y ellos eran muy juguetones».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído