El cazador que pagó 50.000 € por decapitarlo al famoso felino

El dentista que se ‘cargo’ al león Cecil vuelve al trabajo

Alfonso Ussía: "Cecil iba a morir en un año; desdentado, desnutrido y en boca de una manada de hienas"

Palmer ha insistido en que nunca supo que el león era una símbolo para el país

Walter Palmer ha vuelto a trabajar a la River Bluff Dental de Bloomington, Minnesota. Con polo oscuro y el semblante muy serio, llegaba a la clínica a primera hora de la mañana, donde le esperaban numerosos medios de comunicación y varios manifestantes.

El dentista, que saltó a la fama el pasado mes de julio por matar en Zimbabue al león Cecil, no había podido regresar a la actividad desde que protagonizó el escándalo debido a las protestas (El cazador del león Cecil que pagó 50.000 € por decapitarlo ¡es un dentista de EEUU!).

En una entrevista reciente concedida al Minneapolis Star Tribune, Palmer ha insistido en que nunca supo que el león era una símbolo para el país y que en todo momento tuvo la seguridad de estar realizando una práctica legal.

El león fue despellejado y decapitado tras ser abatido con una flecha el 1 de julio en el Parque Nacional de Hwange (Alfonso Ussía: «Cecil iba a morir en un año; desdentado, desnutrido y en boca de una manada de hienas»).

En un artículo publicado en 2009 en el diario estadounidense The New York Times se informaba de que Palmer aprendió a disparar a los cinco años y que es un experto tirador.

Ese año desembolsó 45.000 dólares en una subasta por el derecho a disparar a un alce y presumía de haber liquidado a osos polares, bisontes, osos pardos y pumas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído