Ciencia

La estupidez y crueldad humanas no tienen límites (El perro valiente planta cara a la pareja de feroces leones).

Puede sonar a tópico, pero es así. Lo prueba este vídeo en el que se puede ver cómo 12 perros se despeñan mientras intentan 'cobrar' un ciervo (Adoptan un perro y a los pocos días lo abandonan atado a una valla al sol sin comida ni bebida).

La rehala sigue las órdenes de su amo, un perrero, en este caso al servicio de un cazador empecinado (Este perro ataca a un hombre que maltrataba a su pareja en Tarragona).

En las imágenes se ve cómo el ciervo, que ha sido rodeado al borde del barranco y está siendo atacado por cerca de una treintena de canes, cae también al vacío (Adoptan un perro y a los pocos días lo abandonan atado a una valla al sol sin comida ni bebida).

Se sobreentiende que los animales o bien han muerto, o bien han quedado gravemente heridos, debido a la altura del peñasco (Este perro 'roba' a otro en plena calle ante asombro de su dueña).

 Las voces que se escuchan en el vídeo, en el que también se escuchan disparos, revelan que estos hechos han tenido lugar en algún punto de España, pero de momento se desconoce dónde (Así fue el impresionante rescate de este perro que se quedó atrapado en el hielo).

Cada rehala posee entre 10 y 12 colleras (parejas) de perros y es conducida por un perrero o podenquero.

La base de la mayoría de rehalas dedicadas a la montería "a la española" consta de perros de tipo podenco, aunque las que están algo más especializadas en el jabalí utilizan preferentemente mestizos de mastín, perro de agarre, podenco y griffon, entre otras.

Una rehala clásica, dedicada a la caza del ciervo y del jabalí, normalmente está compuesta por una mayoría de colleras de podencos puros, una minoría de colleras de mestizos de podenco y mastín y una collera de mastines puros o perros de agarre (con frecuencia alano español o dogo argentino).

La repulsa ciudadana, a través de las redes sociales, no se ha hecho esperar y en algunos casos es de armas tomar: