Cuatro veces la profundidad observada para la vida moderna en aguas profundas

Hallan restos fósiles 8 metros bajo el lecho marino y marcan un nuevo límite para la vida

Hallan restos fósiles 8 metros bajo el lecho marino y marcan un nuevo límite para la vida
Digitalizan el lecho marino. NS

Evidencias fósiles revelan que la vida marina en aguas profundas excavó hasta ocho metros debajo del lecho marino, cuatro veces la profundidad observada para la vida moderna en aguas profundas.

Un equipo de científicos de la Universidad de Leeds y del Centro Nacional de Oceanografía examinó restos de madrigueras de aguas profundas en afloramientos rocosos que formaban parte del fondo del océano hace aproximadamente 250 millones de años.

Estos afloramientos están formados por láminas de arena que se encuentran ampliamente distribuidas en los fondos oceánicos modernos, lo que sugiere que la vida de las profundidades marinas puede ser mucho más abundante de lo que se pensaba anteriormente.

El autor del estudio, el profesor David Hodgson, de la Escuela de la Tierra y el Medio Ambiente en Leeds, dijo:

«La ecología del océano nos muestra que los excavadores en aguas profundas solo se han vuelto más frecuentes y diversos a través del tiempo».

«Su adaptabilidad a nuevos entornos refuerza la idea de que si sus ancestros prehistóricos se adentraran en estas profundidades, entonces es probable que los encontráramos allí hoy».

Los hallazgos del equipo, publicados en Scientific Reports, destacan la necesidad de nuevas estrategias de muestreo en el futuro para capturar mejor el rango de profundidad de los animales que viven en las arenas modernas de aguas profundas.

La recolección de muestras intactas del fondo oceánico es un desafío tecnológico. La distancia hasta el lecho marino del océano y las dificultades de extraer muestras hace que sea problemático determinar qué tan profundamente se entierran los animales modernos.

Los modernos estudios biológicos en aguas profundas se dirigen a los lodos, ya que son más simples de muestrear que las arenas movedizas de los fondos marinos profundos.

La autora principal, Sarah Cobain, dijo: «Estos afloramientos nos dan una instantánea de la vida de las profundidades marinas. Sabemos que los animales marinos modernos viven en el mismo material que se ha fosilizado en estas rocas.

«Los excavadores utilizan las redes que ya están presentes en los sedimentos oceánicos profundos debajo del lecho marino y dejan rastros vitales. Estas redes -lo que llamamos inyectitas después de que han sido fosilizadas- son causadas por el agua rica en arena que se inyecta por la fuerza en el barro. Proporcionan a los animales caminos fáciles para excavar y encontrar nutrientes y oxígeno».

«Nuestra comprensión del proceso por el cual se forman estas inyectitas nos permite no solo evaluar cómo vivían estas criaturas sino también lo profundamente que se adentraron en el sedimento debajo del lecho marino».

Se cree que las estructuras de ramificación que componen las huellas fósiles fueron creadas por organismos que anteriormente se pensaba que vivían principalmente en los 20 centímetros superiores de sedimentos, raramente llegaban a más de 1,5 metros, debido a la disminución de oxígeno y alimentos en niveles más profundos del sedimento.

El equipo documentó las huellas de las criaturas, conocidas como bioturbación, en los márgenes de inyectitas clásticas desde al menos ocho metros bajo el lecho marino.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído